Un tercio de los conductores retrasa el mantenimiento

13 enero, 2012

MANTENIMIENTO: La crisis también retrasa el cambio de los neumáticos, perjudicando la seguridad

MANTENIMIENTO: La crisis también retrasa el cambio de los neumáticos, perjudicando la seguridad

La crisis económica también ha influido en el mantenimiento de los vehículos por parte de los conductores. El estudio realizado por La Fundación Española para la Seguridad Vial (Fesvial), señala que un tercio de los conductores alargan las revisiones mecánicas de su vehículo según lo especificado por el fabricante, y también un tercio demoran el cambio de neumáticos. Estos comportamientos afectan a  la seguridad del vehículo, lo que puede ocasionar que en situaciones de emergencia, el coche no responda con eficacia a las demandas que realiza el conductor, pudiéndose ocasionar accidentes.
Las mujeres son las que en general más han cambiado sus hábitos de mantenimiento del vehículo –un 35% frente un 30% de los hombres– retrasando las revisiones y cambios de neumáticos. También estos hábitos son más frecuentes en los menores de treinta años.

Deterioro de la seguridad

El problema más grave es en la seguridad del automóvil, ya que con unos neumáticos que no estén en estado óptimo aumentan el riesgo de accidente. También otros elementos como los limpiaparabrisas o las luces deben ser revisados y si es necesario sustituidos para su perfecta función.
Un mantenimiento mecánico profesional es necesario además para que el motor rinda de forma óptima, con el aceite en buen estado de uso y todos los niveles de lubricante, refrigerantes y otros líquidos al día. No realizar las revisiones puede llevar un mayor consumo de combustible, a que aparezcan más averías, a que el fabricante no responda en el caso de reclamaciones en garantía al no haber realizado las revisiones obligatorias y, por último, a un menor valor del coche usado, ya que si en el libro de revisiones no aparecen las operaciones obligatorias la tasación del coche es menor ya que los clientes desconfían de su estado.
En el informe, patrocinado por la aseguradora Pelayo, se apunta además que 8 de cada 10 conductores no reparan un arañazo o golpe en el vehículo si no afecta a la conducción, y el 61% lava con menor frecuencia el vehículo. Estos hábitos, aunque en menor medida, también afectan a la seguridad y el valor de ocasión, ya que su deterioro con el paso del tiempo es mayor.

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

Comenta este artículo

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba