Noticia

Un millón de kilómetros con su Toyota… pero con desagradable final

Ampliar

11 de marzo, 2020

Un conductor peruano ha llevado a su Toyota Etios al millón de kilómetros, aunque la celebración se ha empañado por un pequeño problema.

Cuando miramos el cuentakilómetros de nuestro coche y vemos que hemos pasado los 100.000 o los 150.000 kilómetros ya nos parece una barbaridad y casi estamos pensando en sustituir nuestro vehículo.

No piensa lo mismo el protagonista de nuestra historia. Se trata de Walter Rivasplata, un taxista peruano que vive en Brasil y que acaba de superar la marca del millón de kilómetros en su coche, un Toyota Etios (un coche similar por dimensiones al Toyota Yaris), en apenas siete años.

Puede que te interese: Más de 1,2 millones de kilómetros con su Porsche 911, una verdadera historia de amor

Sí, cuenta con ventaja. Ser taxista y trabajar mucho, como parece, le han permitido llegar a esa marca no accesible a muchos mortales ni a muchos coches… sobre todo de un tamaño tan contenido como el de este Etios  (menos de 4 metros de longitud) .

Según Rivasplata, está todo el día al volante, lo que hace que recorra 500 km de media todos los días, a los que hay que sumar sus desplazamientos privados y los viajes que hace desde Brasil a su Perú natal en vacaciones.

Percance en el momento del récord de kilómetros

El conductor ha relatado que, hasta la fecha, su Toyota Etios no ha recibido demasiados arreglos importantes. El vehículo apenas ha visto como se le reemplazaba el embrague a los 700.000 kilómetros, las pastillas de freno a los 250.000, las luces dos veces y el aceite y los filtros cada 10.000 kilómetros.

Fallece Irv Gordon, el dueño del coche con más kilómetros del mundo

La historia, no obstante, ha tenido un final curioso. Al romper este récord, Rivasplata se llevó una sorpresa: el cuentakilómetros se quedó estancado en 999.999 kilómetros. Llevó el automóvil al taller y le tuvieron que reemplazar el medidor, pero, claro, ya no marcará el número real, dado que la cuenta del kilometraje volvió a empezar desde cero.

«Cuando nos trajo el coche, se paralizó el taller», señalaba Marcus Watanabe, a cargo del concesionario de Toyota. «Vimos coches de 500.000 kilómetros pero nunca de un millón en modelos tan pequeños».

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche