Noticia

Un juez anula una multa por tramitarla solo en catalán

Ampliar

27 de julio, 2012

La multa de 200 euros y tres puntos del carné había sido impuesta a una leridana por hablar con el móvil mientras conducía. No es la primera vez que se anula una sanción por esta circunstancia.

Un juez de Lleida ha anulado una sanción de 200 euros y tres puntos de carné a una leridana que conducía hablando por móvil en Barcelona porque el consistorio barcelonés tramitó la sanción solo en catalán y la conductora hizo trámites en castellano. Además, ha condenado al Ayuntamiento de Barcelona a pagar una multa de 600 euros por actuar «con temeridad» y pedir la nulidad de su sentencia.

El magistrado, José María Aristóteles Magán Perales, titular del único juzgado contencioso administrativo de Lleida, ha dictado una interlocutoria en que afirma que el Ayuntamiento de Barcelona actuó con temeridad al pedir la nulidad de la sentencia que anuló la multa impuesta a la leridana.

La multa de tráfico impuesta a la vecina de Lleida fue anulada por el juez Magán en una sentencia dictada el pasado 30 de marzo en la que decía que la sanción era «disconforme a derecho«.

No es la primera vez que el juez quita la razón a la Administración por la misma razón, ha anulado sanciones de la Inspección de Trabajo por contestar a las empresas que las recurrían solo en castellano cuando las sociedades han presentado algún documento en castellano.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad.

Guarda mi nombre y correo electrónico en este navegador para la próxima vez que comente.

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche