Noticia

Un herido en la actualidad habría fallecido hace 30 años

4 fotos

Ampliar

01 de julio, 2015

Gracias a las mejoras introducidas en los automóviles actuales, un accidente que hace 30 años habría tenido víctimas mortales, hoy sólo serían heridos. Esta es la conclusión a la que llega el estudio realizado por Dekra, que destaca la importancia de evitar las distracciones al volante.

Según los ensayos llevados a cabo por Dekra simulando accidentes similares con vehículos con 3 décadas de antigüedad y con modelos modernos, un herido en la actualidad habría fallecido hace 30 años debido a las lesiones provocadas por el impacto.

Ford Fiesta Vs. Mazda 626 de los años ochenta

La seguridad de los coches de hace 30 años era mucho peor que la actual.

4 fotos

Ampliar

En esta prueba se lanza un Ford Fiesta a 50 km/h contra un Mazda 626 que está detenido. Los ocupantes del Mazda sufren lesiones muy graves con fracturas en la pelvis, cuello y pecho, poniendo en serio riesgo la vida de los mismos. La menor capacidad de disipación de energía del lateral del vehículo provocan consecuencias muy graves a los pasajeros.

Ford Fiesta Vs Mazda 6 actuales

Los modelos actuales han mejorado notablemente la protección a sus ocupantes.

4 fotos

Ampliar

El mismo ensayo, pero con vehículos más actuales (de 2009) tiene consecuencias completamente diferentes. La primera gran diferencia es que el impacto, pese a ser a la misma velocidad, resulta mucho más violento debido al mayor peso de ambos vehículos ( en los últimos 30 años los coches han aumentado su masa una media de 300 kg), lo cual implica una mayor cantidad de energía a disipar en el impacto. Pese a ello, los ocupantes de ambos vehículos no sufren heridas graves, saliendo prácticamente ilesos de la colisión.

Camión Vs. turismo compacto

Este tipo de siniestro solía tener consecuencias fatales, hoy en día las probabilidades de supervivencia son mayores.

4 fotos

Ampliar

El siguiente ensayo llevado a cabo por Dekra simula un impacto fronto-lateral entre un camión de 1989 y un turismo de 1993. El resultado es que el turismo se empotra por debajo del camión, causando la muerte casi instantánea de su ocupante. El mismo ensayo realizado con vehículos actuales (con barras anti empotramiento en el frontal del camión) provocan lesiones en los pasajeros del turismo, pero en ningún caso lo bastante graves como para provocar fallecidos, afortunadamente.

Evitar distracciones y sistemas de asistencia a la conducción

Además de concluir que los modernos sistemas de seguridad pasiva resultan más eficaces en los vehículos actuales que en los de hace 3 décadas, el estudio de Dekra pone de manifiesto que la educación en seguridad vial, la unificación de criterios y normas para la elaboración de leyes de seguridad vial así como para la implantación de sistemas y dispositivos en los vehículos, son vitales para alcanzar el compromiso fijado por los países de Europa para reducir las víctimas en carretera en un 70% en 2020.

Entre los grandes desarrollos de los últimos años en la industria de la automoción están los sistemas de ayuda a la conducción. Sin embargo, que el vehículo asista al conductor, no quiere decir que siempre le exima de responsabilidades si hay un percance. Es por ello fundamental conocer estos sistemas y su alcance y que se clarifique la responsabilidad del conductor en todas las situaciones posibles.

Uno de los principales avances en el campo de la automoción concierne a la transmisión de información relevante sobre el estado del tráfico y posibles percances que afecten a la seguridad vial al propio vehículo. La conexión vehículo-carretera es fundamental pero hay que evitar que esa labor de prevención se convierta en distracción para el conductor. Los despistes incluso aquí se pueden pagar caro.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad.

Guarda mi nombre y correo electrónico en este navegador para la próxima vez que comente.

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche