Un equipo mixto español, 5º en el rally Transsyberia

Aunque el rally Transsyberia no es un rally monomarca, el resultado cosechado por la legión de Porsche Cayenne que se presentó podría dar lugar a confusiones.

Aunque el rally Transsyberia no es un rally monomarca, el resultado cosechado por la legión de Porsche Cayenne que se presentó podría dar lugar a confusiones.

La edición 2007 del Rally Transsyberia ha llegado a su fin con tres Porsche Cayenne S en los tres primeros puestos, con lo que el todoterreno de Porsche ha vuelto a escribir una nueva página en la historia de esta durísima prueba, tras el doblete de la edición 2006. Han sido dos semanas en las que se han recorrido más de 7.000 kilómetros, desde Moscú hasta Ulan Bator, atravesando algunas de las zonas más inhóspitas del planeta. Los Cayenne de los equipos norteamericano (Rod Millen / Richard Kelsey) e italiano (Antonio Tignana / Carlo Cassina) han ocupado las dos primeras posiciones, seguidos muy de cerca por el Cayenne del Team Qatar (Adel Abdulla / Norbert Lutteri).


Pero lo más destacable es la magnífica actuación conseguida por el equipo español Pau Soler y Laia Peinado, que se hicieron con la quinta posición, a poco más de una hora del equipo ganador, tras dos semanas de dura competición. El equipo español, gracias a su buena planificación de cada una de las etapas y sus conocimientos de navegación, quedó por delante de pilotos tan importantes como René Metge (12º – Porsche Cayenne Team France), con una amplia experiencia en pruebas de este tipo, y Armin Schwarz (17º – Porsche Cayenne Team Germany 1), campeón del mundo de Rallyes.


Pau Soler y Laia Peinado (monitores oficiales de la Escuela de Conducción de Porsche Ibérica)  no afrontaron el Rally Transsyberia como una prueba de velocidad, por lo que la prudencia y regularidad a la hora de planificar cada jornada ha sido una de las bazas decisivas para el equipo español, que supieron conservar la mecánica del potente Cayenne S español y dosificar sus esfuerzos a lo largo de toda la prueba. Su experiencia en este tipo de pruebas ha permitido a Pau y Laia hacerse con un curioso récord, ya que tan sólo pincharon una vez en todo el recorrido y se convirtieron en el equipo con menos incidencias de este tipo de todos los participantes.


El otro Cayenne español, que en iba a ser pilotado por Marc Coma y Edurne Pasabán, no llegó a tomar la salida debido a problemas en una rodilla de Marc Coma. Marc, uno de los principales favoritos para estar entre los primeros puestos de esta prueba, tuvo que renunciar a participar en ella por recomendación de su médico, ya que arrastra una antigua lesión de rodilla que le ha obligado a permanecer tres semanas en el Centro de Alto Rendimiento para deportistas para su recuperación.

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

* He leído la Política de privacidad

Tus datos serán incorporados en las bases de datos de Autocasión para gestionar los envíos de comunicaciones. Más información en la Política de privacidad

Comenta este artículo

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba