Noticia

Un carro y 99 móviles, así se engaña a Google Maps

Ampliar

07 de febrero, 2020

Un artista alemán ha logrado engañar a Google Maps y hacerle creer que estaba en un atasco cuando no había coches. En este vídeo, te muestra cómo.

Simon Weckert, un artista alemán, ha logrado engañar a un gigante tecnológico como Google. No, no ha hackeado nada, simplemente se ha paseado por la ciudad en la que reside, Berlín, con un carrito y 99 teléfonos móviles.

En un vídeo que ha colgado en YouTube, Weckert nos enseña cómo burlar a Google Maps haciendo parecer que hay atascos en un determinado punto de la ciudad en el que, realmente, apenas hay tráfico.

Atascos, evita averías en tu coche

Cuando Google Maps detecta un atasco o que hay complicaciones en la circulación cambia el color de las carreteras a naranja o rojo. Para ello, Google utiliza los teléfonos móviles de los conductores para calcular si el tráfico es intenso o no.

El experimento del artista alemán ha sido tan simple como efectivo: se hizo con  99 teléfonos móviles inteligentes de segunda mano, activó el GPS y los paseó con un carrito por una carretera de Berlín.

Atasco donde no lo había

La intención era que el algoritmo de Google Maps interpretara que cada uno de esos móviles iba en un coche y que la carretera en la que habían sido detectados estaba colapsada.

Dicho y hecho. El engaño fue un éxito y Google Maps entendió que había 99 coches atascados en esa vía y cambió el color de esa avenida en el mapa: de verde a naranja y de naranja a rojo.

Un ordenador cuántico de Volkswagen podría acabar con los atascos

Sin embargo, como se puede comprobar en el vídeo, no hay apenas tráfico por la calle que circula, solo él y algún coche o bicicleta de vez en cuando. De esta manera, en poco tiempo y con no demasiada inversión tecnológica, ha logrado engañar a una de las aplicaciones para móvil más usadas y que más confianza generan en los usuarios.

Weckert no es el primero en lograr algo similar. Desde hace años, vecinos que se quejan de que Google recomiende rutas que pasan por sus calles realizan acciones similares con la idea de hacer que el algoritmo cambie sus parámetros. No obstante, la táctica de estos vecinos es otra: intentan engañar a Google Maps moviéndose por sus calles dentro del propio coche a una velocidad más reducida.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche