Un buggie espacial de la NASA, a subasta

Un buggie espacial de la NASA, a subasta

Se trata de un prototipo del vehículo LRV, el primero en ser conducido sobre la superficie lunar a bordo del Apolo 15. Aunque este no llegó a salir de nuestro planeta, se utilizó para pruebas dinámicas para después acabar en una chatarrería.

En julio de 1971, en plena carrera espacial entre Estados Unidos y la URSS, el Apolo 15 aterrizó en la superficie lunar. Dentro de la nave, iba un vehículo terrestre llamado LRV, cuya preparación dejó por el camino muchos prototipos aquí, en la Tierra. Uno de esos buggies acabó en un depósito de chatarra, donde se mantuvo intacto durante muchos años.

A finales de 2015 fue redescubierto, con un valor muy superior al de anteriores épocas. Se ha comenzado a subastar y alcanzará, como mínimo, los 125.000 dólares. Se trata de un vehículo original: Otha H. Vaughan Jr., ingeniero que trabajó en la NASA con Wehrner Von Braun, lo ha autentificado.

El LRV fue creado por una empresa llamada Brown Engineering entre 1965 y 1966, está impulsado por motores eléctricos y está fabricado, mayoritariamente, en aluminio. La persona que lo adquiera recibirá una carta de autentificación firmada por Vaughan Jr. y Johnny Worley, actual propietario de la máquina.

Hay fotografías del vehículo en funcionamiento siendo conducido por von Braun, lo que demuestra que esa unidad fue de funcionamiento y se usó para pruebas reales, aunque no estuvo en el espacio y incorporó hardware para uso en vuelo real. La subasta comenzó en internet el pasado 14 de abril.

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

Te puede interesar...

Comenta este artículo

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba