Noticia

Un aficionado a los clásicos convierte un Ferrari 308 en eléctrico

2 fotos

Ampliar

13 de agosto, 2019

Richard Morgan, propietario de la empresa "Electric Classic Cars" en Newtown (Gales), ha convertido numerosos coches clásicos en eléctricos. Entre los que se encuentran: un Ferrari 308, un BMW E9 de 1974 o un Porsche 911 Targa.

Hace diez años, era bastante raro encontrarte con un vehículo eléctrico. Sin embargo, actualmente, se están volviendo cada vez más comunes. Además, el interés por estos coches ya no es solo de los fabricantes automovilísticos más grandes del mundo. También existen pequeñas empresas que se dedican a convertir vehículos de combustión en eléctricos. Un ejemplo es Electric Classic Cars, cuyo propietario, Richard Morgan, ha sido entrevistado por la BBC, recientemente.

Te puede interesar: Aston Martin electrifica sus clásicos

Al hablar de su negocio de coches clásicos eléctricos, Morgan afirma que ha ganado numerosas ventajas, respecto a los vehículos que funcionan con gasolina o diésel. “No era por nada ambiental, fue puramente desde el punto de vista del coche. ¿Cómo puedo hacerlo más rápido, mejor y más confiable?”, ha sido la explicación de Morgan sobre su decisión de abrir su tienda, hace tres años.

Un Ferrari 308 eléctrico que supera los 90 km/h en menos de 5 segundos

En los últimos años, Morgan ha convertido numerosos coches con motores de combustión en versiones electrificadas. Uno de ellos, un Ferrari 308. Además de convertir un clásico de Ferrari, también ha creado un BMW E9 de 1974 totalmente eléctrico y un Porsche 911 Targa.

La colección de clásicos electrificados de Richard Morgan cuenta con modelos de Jaguar y Porsche.

2 fotos

Ampliar

El Ferrari está diseñado para alcanzar los 96 km/h en, aproximadamente, 3,5 segundos. Según Morgan, este tiempo podría reducirse a 2,7 segundos, pero otros componentes del vehículo podrían no soportar esa aceleración.

¿Cómo convertir un clásico de combustión en una versión 100% eléctrica?

Los fabricantes de automóviles eléctricos a menudo obtienen los componentes que necesitan de vehículos como el Nissan Leaf o Tesla. Además, estos suelen haber tenido un accidente y, por tanto, los buscan en desguaces. Respecto a los coches de combustión con los que trabajan, la mayoría retira el motor y el tanque de combustible. Después, los reemplazan con una batería y un motor eléctrico que se conecta a la caja de cambios original del vehículo.

¿Se puede electrificar un clásico como este Mini?

Este proceso puede llegar a costar más de 20.000 euros. Pero, a medida que más vehículos eléctricos lleguen a las carreteras, los precios comenzarán a caer de forma inevitable y los coches clásicos electrificados se volverán más comunes.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche