Noticia

¿Controlarías la conducta de tus hijos al volante?

Ampliar

03 de noviembre, 2014

Un 44% de padres de conductores noveles españoles estaría a favor de la implantación de tecnologías que controlen la velocidad y el comportamiento de sus hijos al volante, como la caja negra, un sistema que monitoriza y registra la conducta mientras se conduce, o la implantación del carnet de conducir por grados, según un estudio realizado por Goodyear.

Este porcentaje de apoyo va en consonancia con la opinión del resto de europeos, de los que hasta un 46% estaría dispuesto a permitir dicho control. Los países que muestran mayor acuerdo son Italia (73%), Polonia (72%) y Rumanía (72%). Fuera de la Unión Europea, destaca el porcentaje de apoyo de los padres en países como Turquía, con un 85%, y Sudáfrica, con un 79%.

Según este mismo estudio, la monitorización en el propio vehículo puede reducir significativamente las conductas de riesgo en el caso de conductores jóvenes, ya que al sentirse controlados podrían conducir con mayor cuidado. Así pues, hasta un 57% de los padres españoles cree que esta tecnología mejoraría el comportamiento de sus hijos al volante.

«El uso voluntario de un sistema telemático (tecnología de caja negra) ayuda a los conductores jóvenes a cumplir las normas y les sirve para contenerse cuando sienten la tentación de dejarse llevar por ‘momentos de locura’. Siempre que sea voluntario, hay pocas objeciones a su uso; sin embargo, si se convirtiese en obligatorio, se podría acusar al sistema de actuar como un ‘gran hermano‘ o quizás ‘gran progenitor’, controlando constantemente al conductor novato», señala el presidente de la Asociación Europea de Autoescuelas, John Lepine.

Además, el estudio indica que a los padres les gustaría implicarse más en el proceso de aprendizaje de sus hijos a la hora de obtener el carnet de conducir. Hasta un 62% indicó su deseo de que el profesor de autoescuela les enviase informes del progreso de sus hijos. Un 44% espresó también que les gustaría asistir a las clases como pasajero.

«El papel de los padres es esencial para asegurar que sus hijos se conviertan en conductores responsables y a ellos les gusta involucrarse más en su formación. Los principales responsables del área de la educación vial deben ofrecer a los padres más posibilidades de involucrarse y tomar el control», destaca el vicepresidente de neumáticos de turismos de Goodyear, Olivier Rousseau.

Carné por grados

Otra de las iniciativas que ha contado con un gran respaldo es la de la implantación del carnet de conducir por grados. Un 43% de los padres españoles estaría a favor de esta licencia que, normalmente, restringe la conducción nocturna, en autopista o sin vigilancia durante las primeras etapas, así como la edad y el número de pasajeros, pero va eliminando estas restricciones conforme avanza el tiempo y el conductor va superando pruebas hasta conseguir el carnet definitivo.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad.

Guarda mi nombre y correo electrónico en este navegador para la próxima vez que comente.

  • Miguel

    Lo ue hay q hacer es enseñar a conducir de verdad en las autoescuelas para q haya más seguridad, o hacer cursos de conducción obligatorios cada cierto número de años, que los mayores también deberían ir controlados

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche