Noticia

El último coche de Bugatti es para niños y cuesta 30.000 euros

5 fotos

Ampliar

04 de agosto, 2020

Bugatti ha fabricado 500 coches eléctricos en miniatura para niños basados en el mítico Bugatti Type 35 y son más rápidos de lo que crees.

Bugatti y Little Car Company se han unido para fabricar 500 unidades de unos Bugatti muy especiales: se trata de modelos eléctricos en miniatura para niños basados en el mítico Bugatti Type 35.

Ya habíamos oído hablar de estos Bugatti Type 35 para niños. Lo vimos en el Salón del Automóvil de Ginebra de 2019 y ahora lo descubrimos como modelo de producción, bajo el nombre de Bugatti Baby II y con algunas novedades

Un coche para niños por 30.000 euros

La primera es que ya tenemos precio. En Estados Unidos se anuncia que costará 35.000 dólares o, lo que es lo mismo, cerca de 30.000 euros, una cantidad con la que te puedes comprar un vehículo “de verdad”, pero… que no seríamos capaces de hacer por nuestros hijos.

El coche que Ettore Bugatti fabricó para su hijo

5 fotos

Ampliar

En 1926, Ettore Bugatti quiso hacer un coche para su hijo menor, por lo que ayudó a crear una réplica conducible de tamaño medio del famoso coche de carreras Bugatti Type 35. Originalmente, se suponía que sólo habría uno, pero los clientes de Bugatti estaban tan encantados con el pequeño coche que la compañía fabricó unos 500 más.

El nuevo Bugatti Baby II es algo más grande. Tiene el 75% del tamaño de un verdadero Bugatti Type 35. Mientras que el Bugatti Baby original estaba pensado para que lo condujera un niño de hasta ocho años, este Bugatti Baby II está pensado para jóvenes adolescentes.

Puede que te interese: Historia de Bugatti

El Bugatti Baby II viene con tres versiones. En la versión convencional, el modelo base tiene dos modos de conducción. En el modo “Novato” el coche puede alcanzar una velocidad máxima de 20 kilómetros por hora. En el modo “Experto”, puede alcanzar hasta los 50 km/h.

Por encima, nos encontramos con las versiones Vitesse y Pur Sang, que cuestan 43.000 y 58.000 euros, respectivamente, y vienen con un motor eléctrico de mayor potencia, que se puede desbloquear con una llave (Bugatti Speed Key).

Las versiones más potentes, con sus paquetes de baterías más grandes, pueden alcanzar 50 kilómetros de autonomía.

5 fotos

Ampliar

Gracias a la Bugatti Speed Key, el coche puede ir hasta los 70 km/h y acelerar, en función del peso del conductor, de 0 a 100 km/h en apenas sólo seis segundos. Estas versiones más potentes, con sus paquetes de baterías más grandes, pueden alcanzar 50 kilómetros de autonomía.

Todas las versiones del Baby II son de propulsión trasera, como el original, e incorporan un diferencial autoblocante. En lo que a los frenos respecta, son hidráulicos y cuentan con sistema de recuperación de energía, para recargar la batería mientras que se circula.

El piloto de pruebas de Bugatti Andy Wallace, el mismo hombre que condujo un Bugatti Chiron a más de 482 km/h en una pista de pruebas, ha ayudado a desarrollar los ajustes de la suspensión del Bugatti Baby II.

Este reloj de Bugatti cuesta lo mismo que todo un McLaren 720 S

«En su modo más potente, cuando tienes la Speed Key insertada, el Baby II es un coche muy rápido. Es bastante impresionante y brillantemente divertido«, señala Wallace.

Además, los compradores de las dos versiones premium pueden elegir los colores de pintura que quieran, incluyendo todos los colores disponibles en el Chiron.

Ver información de los modelos

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche