Uber quiere coches autónomos

Uber quiere coches autónomos

21 marzo, 2016

Según la información de varios medios, Uber está muy interesada en la conducción autónoma y sus planes de futuro pasan por la adquisición de este tipo de vehículos, lo que le permitiría ahorrar costes y evitar los problemas para operar que está teniendo, actualmente, en varios países.

Según ha confirmado una fuente de la industria automotriz a Reuters, Uber está sondeando a varios fabricantes para realizar un gran pedido de coches autónomos. La fuente, que no ha querido desvelar su identidad, ha dicho: “Querían un coche autónomo y parecía que estaban de compras”. El interés de Uber por este tipo de vehículos no es nuevo, ya que, en julio del pasado año, confirmó que se haría con varias unidades del Tesla de conducción autónoma.

Sin embargo, la información más sorprendente es la que llega desde las páginas de la revista alemana Manager Magazin. En su edición de abril, la publicación ha desvelado una parte de los planes de futuro de la compañía y, citando fuentes de Daimler y la propia Uber, ha indicado que “el fabricante de automóviles Daimler de Stuttgart tiene el que probablemente sea el mayor pedido de su historia”.

Según explica Manager Magazin, ambas empresas habría llegado ya a un acuerdo por el que 100.000 Mercedes Clase S, con tecnología de conducción autónoma, pasarían a formar parte de la flota de Uber. Ambas compañías han declinado hacer comentarios al respecto.

La firma de la estrella avanza con paso firme en cuanto a conducción autónoma se refiere y así lo ha demostrado con el prototipo Mercedes  F015. Con anterioridad, en septiembre de 2013, el Mercedes S 500 Intelligente Drive completó, de forma totalmente autónoma, el trayecto que une las ciudades alemanas de  Mannheim y Pforzheim, un recorrido de 100 kilómetros que cubre el mismo trazado que realizó Bertha Benz en 1888 para demostrar las capacidades del motor diseñado por su marido, Carl Benz.

Sin embargo, pese a lo avanzada que pueda estar la tecnología de conducción autónoma, la llegada de estos 100.000 Mercedes Clase S está prevista, como mínimo, para 2020. La revista alemana, que no ha ofrecido muchos más detalles de la operación, sí se ha atrevido a poner precio al acuerdo: 10 mil millones de euros. Esta cifra o está nada mal, si tenemos en cuenta que los analistas de Exane BNP Paribas calculan en 25.000 millones el mercado de las tecnologías de conducción autónoma en 2020.

El interés de Uber en la conducción autónoma tiene varias explicaciones. Por un lado, recortaría enormemente la partida de gasto destinada a pagar a los conductores y, por otro, evitaría los problemas que ha tenido, por ejemplo, en España con la licencia de los conductores y su profesionalidad o no. Si no hay conductor, no hace falta licencia.

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

Te puede interesar...

Comenta este artículo

Juba 21 marzo, 2016

Y entonces cuando todo transporte, mercancias, personas, basuras, comerciales, etc, etc,etc, sea Autonomo, todas esas profesiones desapareceran, y con ellos todos los impuestos y seguros sociales, que pagan, y todo el dinerito, para google, uber, y demas empresas “colaborativas”

Pobre del que trabaje entonces, le va a meter Hacienda un hachazo en la nomina, para compensar esa perdida, que el que rie ultimo, rie mejor.

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba