Tributo Ferrari para Alonso y Massa

13 septiembre, 2010

El vínculo entre el escorpión y el cavallino.

Abarth presenta el 695 Tributo Ferrari, una serie especial limitada que celebra la tradición deportiva italiana, la pasión por las prestaciones, el cuidado en los detalles y la innovación tecnológica que estas dos marcas representan. Un automóvil exclusivo que confirma el vínculo entre la casa del escorpión y la de Maranello, y que expresa la relación directa de ambas con el mundo de la competición.


En todo el mundo, los coches Abarth se recuerdan y aprecian como automóviles deportivos y capaces de poseer, mediante la más brillante técnica mecánica, el legado de una tradición de carreras y de victorias. Automóviles que, en su uso cotidiano, saben ofrecer grandes sensaciones y devolver el auténtico placer por la conducción.


El Abarth 695 Tributo Ferrari es un automóvil pequeño y ágil que monta un propulsor 1.4 Turbo T-Jet 16v –potenciado a más de 180 CV- combinado con un cambio MTA Abarth Competición -Manual Transmission Automated-, con mando electrohidráulico y dos modos de uso: manual y automático. En el modo manual el conductor puede elegir la marcha más adecuada en función de las condiciones de conducción en ese momento. En el modo automático, el sistema cambia de marcha basándose en la velocidad del coche, la velocidad de giro del motor y la presión en el acelerador. Además cuenta con la función kick down proporcionando potencia y par cuando es necesario -por ejemplo, adelantando-.


Las prestaciones deportivas y la emoción al volante se acentúan cuando se presiona el botón sport en el salpicadero, que activa parámetros específicos en la caja de cambios, en la unidad de control del motor y en la dirección para una conducción todavía más deportiva.


Nacido para superar las normativas más severas, para los técnicos e ingenieros del Abarth 695 Tributo Ferrari, la seguridad siempre ha estado en primer lugar, tanto que se ha conseguido el coche más seguro de todo el segmento de referencia. La frenada, estable y eficaz, además de la óptima aceleración, garantizada por el propulsor de 180 CV, el comportamiento en carretera y la maniobrabilidad, permiten que este nuevo vehículo supere sin problemas cualquier situación crítica.


Incluye de serie 5 airbags –dos delanteros, dos laterales y uno para las rodillas-: es un récord en esta categoría de coches. Además de los ya clásicos ABS con sistema EBD -Electronic Brake Distribution-, el sofisticado ESP con sistema antideslizante ASR, el HBA -Hydraulic Brake Assistance- que ayuda en las frenadas de urgencia y el Hill Holder, que asiste al conductor en los arranques en cuesta. Sin olvidar el sistema TTC o Torque Transfer Control.


El exterior, único, con evocación Ferrari se distingue por numerosos elementos estéticos de fuerte impacto visual, empezando por los colores especiales de la carrocería: rojo corsa, amarillo modena, azul Abu Dhabi y gris titanio que hacen único este modelo.


Agrega retrovisores laterales de carbono y detalles gris carrera en las llantas y las tomas de aire delanteras. Además, monta faros bixenón, un dispositivo que triplica la intensidad luminosa y las horas de duración respecto a los faros normales con lámpara halógena. Los laterales se adornan con el nuevo emblema creado para la ocasión, para celebrar la colaboración entre estas dos importantes marcas.


En el exterior también destacan las llantas de aleación de 17 pulgadas, con diseño específico inspirado en el de las llantas Ferrari, los discos de freno despiezables –284 mm de diámetro- con pinza fija de cuatro pistones, ambos fabricados por Brembo, y amortiguadores específicos que garantizan prestaciones con total seguridad. Además, incorpora sistemas de escape Record Monza capaz de enaltecer las prestaciones y el sonido del motor a partir de las 3.000 rpm.


La misma personalización encontramos en el interior, empezando por los asientos Abarth Corsa by Sabelt en piel y alcántara, con carcasa y base del cojín de carbono. El volante de tres radios en cuero, es de base plana para asegurar una mejor habitabilidad con empuñaduras con aplicación en piel roja, en combinación con los asientos, y línea tricolor. Destaca el panel de instrumentos por los relojes realizados específicamente con la marca Jaeger que, inspirándose en la casa de Maranello, propone un cuadro de instrumentos con fondo blanco combinado con el manómetro de la presión del turbo separado y analógico.


El cuidado por los detalles también se aprecia en los pedales y el reposapiés del piloto y del acompañante ambos realizados en aluminio, con una clara configuración racing, y una personalización específica del Escorpión.


Por último, los detalles realizados en carbono y alutex, adornan los interiores y contribuyen a darle a este vehículo uno claro sello deportivo en elementos como el salpicadero, el panel de cambios, la estructura de los asientos, la cantonera específica y la placa con la numeración de serie del vehículo.


Esta serie especial y limitada está disponible desde este verano en la red de concesionarios que la marca italiana tiene en España, repartidos en los principales puntos estratégicos de la península: Madrid, Barcelona, Valencia, Bilbao, Sevilla y Gijón.

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

Comenta este artículo

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba