¿Qué opinas sobre el transporte público?

24 noviembre, 2017 por

Muchas veces optamos por coger el metro o autobús para evitar usar el vehículo propio, tanto para evitar atascos como para colaborar con el cuidado del medio ambiente. Sin embargo, cuando estamos ya decididos, nos viene a la cabeza las terribles colas que se montan en el metro o el calor sofocante del autobús por ir sobrealimentado de personas.

¿Qué opinas sobre el transporte público?

 

El pasado 23 de noviembre la Asociación de Empresas Gestoras de Transportes Colectivos Urbanos (ATUC) y el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE) publicaron el informe “Descifrando al viajero”. Este informe recoge que la mayoría de españoles no utilizan el transporte público. ¿Es esta una tendencia que puede cambiar?

Según el informe “Descifrando al viajero”,sí. El cambio de condiciones actuales del transporte público, hacia unos mejores servicios, sería acogido de buen grado por los ciudadanos y esto aumentaría considerablemente su uso.

IDAE y ATUC defienden que este cambio tiene que ser impulsado por las instituciones invirtiendo más recursos en movilidad sostenible y los operadores asegurando un mejor servicio.

La gente prefiere andar a coger el transporte público

¿Andar, utilizar el metro o el coche? El informe destaca que cerca de un 25% no necesita hacer uso de del transporte público porque vive cerca de su lugar de trabajo o escuela. Pero, ¿qué hay de los que sí?

Casi tres de cada diez usuarios prefieren andar a coger un autobús. Y un 27% el coche. No son cifras tan disparatadas si tenemos en cuenta la cantidad de vehículos diarios que se concentran en avenidas, autovías, etc. formando kilométricos atascos.

El problema viene cuando el 81% de usuarios estaría dispuesto a utilizar el transporte público, si este ofreciera un mejor servicio.

Metro de Madrid.
Metro de Madrid.

La mejora del servicio pone toda su atención en la frecuencia y el dinero. Si muchos pensaban que el problema viene de la estructura, el informe realizado recoge que, sólo un 16% usuarios piensa que antes de subirse a un autobús o a un metro deberían mejorar las combinaciones y los transbordos.

Si la mayoría de usuarios estaría dispuesto a utilizar cualquier medio público para trasladarse, ¿qué es lo que falla?

Las razones son que las Instituciones Públicas parecen dejar de lado la necesidad de invertir mayores esfuerzos en un transporte que sea atractivo, funcional, rápido y descongestionado. “Uno de cada cuatro cree que tarda mucho y que la frecuencia de paso es baja”.

¡El tiempo!, ese que pierdes y no vuelve

Llegas a la parada, del  autobús o el metro y, a sólo dos pasos, se cierra la puerta que te da acceso a ese codiciado transporte. Te llevas las manos a la cabeza porque el siguiente pasará en 10 o 15 minutos.

Este es uno de los grandes problemas con los que los usuarios se encuentran, la baja frecuencia.

En este marco, el informe “Descifrando al viajero” aporta claridad y atribuye que “para que la predisposición al cambio se haga efectiva los ‘no usuarios’ indican que deberían implementarse una mayor frecuencia de paso, mientras que un 27,1% pide trayectos más rápidos”.

El dato que podemos destacar es que a los ciudadanos les interesa, por encima de otros factores, el tiempo. Saben que es casi lo único que no se recupera. Eso y el combustible que pierdes en un acelerón inapropiado.

El dinero no lo es todo, pero si se trata del transporte público, sí

Algunos dicen que el dinero no lo es todo, pero si se trata de emplearlo en el transporte público y este es algo elevado, parece cobrar mayor importancia.

De esto se han debido dar cuenta algunas ciudades, como Madrid y Barcelona. Por ello, a Capital de España y la Ciudad Condal han aprobado medidas que han facilitado el acceso de los usuarios al transporte público. En Madrid se puede acceder a partir de 20 euros a la zona comprendida en la zona Madrid Capital. Una cantidad muy apropiada, teniendo en cuenta que supone el acceso libre durante todo un mes.

No obstante, algo falla en el resto de comunidades cuando, un 27,1% de ciudadanos demanda precios más asequibles para poder empezar a utilizar el servicio público con más asiduidad.

A pesar de contar con unos servicios públicos, en algunas ciudades españolas muy superior a la media europea, no todos los usuarios están dispuestos a subirse al transporte público, ya que, según el informe, cerca de un 30% seguiría ajeno a este medio de movilidad, frente al 71% que, vistos los cambios, sí modificaría sus hábitos de desplazamiento.

El secretario general de ATUC, Jesús Herrero, señala: “más de tres millones de personas que no utilizan el transporte público podrían empezar a hacerlo, pero para ello es fundamental no solo hacer autocrítica, sino también una labor pedagógica”.

 

¿Usarías más el transporte público si fuera más barato?

 

¿Te identificas con el perfil de ‘no usuario’?

Si eres mujer comprendida entre los 45 y 64 años de edad, tienes un nivel de ingresos medio/alto y con estudios superiores, el transporte público no es lo tuyo. Al menos, esa es la conclusión a la que han llegado ATUC e IDEA en su informe.

Como vemos, el dinero vuelve a jugar un papel importante. Si tienes dinero suficiente, como para permitirte un vehículo propio, el factor medioambiente pasa directamente a la charla entre parientes.

Mujer al volante.
Mujer al volante.

Un dato curioso, aunque no tanto si comprendemos un poco la condición humana y sabemos que siempre hablamos desde la comodidad que nos aporta una barrera,  son aquellos que no participan del uso diario del transporte público los que están más contentos con su funcionamiento.

¿Qué sucede entonces si la opinión es buena? Pues que dos de cada tres no usuarios afirman que el transporte público no resuelve, al menos como ellos requieren, sus necesidades de movilidad habituales.

 

Estos son los hábitos actuales de movilidad de los españoles

 

Sin duda, el transporte público irá mejorando con el paso de los años, más que por un lujo por una necesidad. Jesús Herrero indica, “entre todos tenemos que dejar atrás el modelo de hormigón de las ciudades. No es que queramos más usuarios, sino que otra movilidad más sostenible resulta posible”.

Te puede interesar...

Pablo Bisio

1 Comentario

EMILIO 20 febrero, 2018

TANTA ACTITUD POLITICAMENTE CORRECTA ME ESTÁ DANDO ASCO. CREO QUE ES MEJOR REGULAR Y EDUCAR QUE SIMPLEMENTE PROHIBIR Y SANCIONAR CON EL OSCURO FIN DE RECAUDAR.
AL FINAL LO PAGAN LOS NEGOCIOS QUE SE VAN MURIENDO Y SOLO QUEDARÁN LOS QUE SE DEDICAN A LOS TURISTAS. VAYA PAIS NOS ESPERA.
PORQUERÍA DE POLITICOS QUE TENEMOS

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba