Noticia

Transforma un Toyota GT86 en eléctrico… ¡usando el motor del Nissan Leaf!

3 fotos

Ampliar

29 de enero, 2020

Philip Schuster ha decidido cambiar la filosofía del Toyota GT86 sustituyendo su 2.0 bóxer por el módulo eléctrico del Nissan Leaf. Este es el resultado.

Nadie duda de las cualidades que ostenta el Toyota GT86 más allá de que muchos de sus compradores, e incluso probadores, sí echan en falta una versión algo más potente del cupé nipón. Quizá no tanto en términos de potencia (ofrece 200 CV) sino de par máximo, pues los 204 Nm pueden resultar algo insuficientes para muchos.

Te puede interesar: Más de la mitad de las ventas en 2025 serán de híbridos y eléctricos

Dado que Toyota ha confirmado que sí habrá próxima generación del GT86, muchos esperan ya a ver si la firma asiática potencia o modifica la filosofía atmosférica de su propulsor (nosotros esperamos que no). Ahora bien, hay quien no puede esperar y quiere que su actual GT86 sea toda una máquina de correr.

Ahora sí, el GT86 presume de par

Externamente este Toyota GT86 luce de manera idéntica.

3 fotos

Ampliar

Este es el caso del alemán Philip Schuster quien, según la web australiana Which Car habría potenciado su GT86 de una curiosísima manera. Tan curiosa que nada su grupo motor no es siquiera de combustión, si no eléctrico. Sí, has leído bien, Schuster ha transformado por completo la filosofía del cupé japonés y lo ha convertido en un vehículo cero emisiones.

Pero por si eso no fuera poco, el entusiasta alemán ha instalado en el vano motor el bloque de un Nissan Leaf de primera generación, el cual, ha sido pertinentemente retocado para escalar hasta los 200 CV y, sobre todo, generar un par máximo de 400 Nm. Par que, dada su condición eléctrica, aparece de manera instantánea.

Ahora bien, no con esas Schuster parece haberse quedado saciado pues para mantener toda la esencia del GT86, ha decidido dejar intacta su transmisión manual. Efectivamente, si hace unos días os traíamos este Spider America EV con caja manual, este GT86 también se une a esta escasa lista de modelos.

El proceso no ha sido sencillo pues no solo ha tenido que crear una placa adaptadora específica, sino que ha tenido que vérselas para encontrar un embrague que le sirviera. Según Carscoops, tras probar suerte con el de un Suzuki Jimny, un Fiat Multipla y un Porsche 911, comprobó que el que mejor se adaptaba era el de un Honda.

Las baterías se reparten por la carrocería del GT86

Ni que decir tiene que el paquete de baterías también ha sido extraído directamente del Nissan Leaf. Sus 48 módulos se han repartido por diferentes partes del chasis, en concreto 16 se han colocado en donde iba el motor de combustión, 12 en el sitio del depósito de combustible y las 20 restantes en el hueco de la rueda de repuesto, bajo el maletero.

Quedan dudas de cómo responderá el GT86 n términos dinámicos a dicha transformación, sobre todo en lo que a reparto de pesos se refiere, pero parece que el propio Schuster colgará próximamente una videoprueba en su canal de Youtube. De momento lo que sí ha subido es el proceso de transformación, el cual te dejamos a continuación en estos dos vídeos.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche