Noticia

Un tercio de los heridos en autobuses escolares no llevaba puesto el cinturón

Ampliar

14 de noviembre, 2011

Un tercio de las 22 personas heridas leves durante este año en accidentes de autobús escolar no llevaba puesto el cinturón de seguridad, según datos de la Dirección General de Tráfico (DGT). Desde hoy y hasta el próximo viernes, este organismo ha dispuesto una campaña de control y vigilancia de este tipo de transporte.

A día de hoy, solo el 38% de los autocares que realizan transporte escolar tienen instalados cinturones de seguridad, que únicamente son obligatorios para los vehículos matriculados a partir de octubre de 2007. Según diversos estudios, si un autobús choca a 30 km/h, la probabilidad de mantener al niño retenido en su asiento es prácticamente nula, por lo que el uso del cinturón de seguridad es de vital importancia para que el pequeño no salga despedido. Ademas, su uso rebajaría las lesiones mortales en un 90% en caso de impacto frontal o vuelco, ya que correctamente abrochado evita la proyección de los pasajeros y reduce los impactos en el pecho, el abdomen y las piernas.

Con estos datos en mente, durante esta semana los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil intensificarán los controles de estos vehículos con el fin de que se cumplan las normas de seguridad establecidas para todos los ocupantes. Se vigilará que los menores vayan acompañados por una persona debidamente cualificada, la antigüedad máxima de los vehículos destinados a este tipo de pasajeros y la obligatoriedad de llevar la señal de transporte escolar.

El año pasado, 54 autobuses escolares estuvieron implicados en accidentes con víctimas en los que resultaron heridos seis conductores y 38 pasajeros. Desde enero se han registrado un total de 36 siniestros con víctimas en estos vehículos: 25 de ellos tuvieron lugar en carreteras y 11 en vías urbanas.

A pesar de que el autobús es el medio de transporte que presenta el índice de lesividad más bajo -14 veces inferior al del automóvil-, los accidentes de tráfico siguen siendo la primera causa de muerte y de lesiones graves en los niños de hasta 14 años.

No obstante, el 90% de los accidentes que se producen en relación con el transporte escolar tienen lugar en el momento de subir o bajar del vehículo o justo en los instantes inmediatos. Para evitar este tipo de siniestros, la DGT recomienda a los padres respetar las paradas, ir con tiempo suficiente y no esperar a los niños al otro lado de la calzada.

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche