Noticia

Toyota y Xavi Foj, a por el Dakar 2012

4 fotos

Ampliar

12 de octubre, 2011

Un año más, Toyota España y el piloto Xavi Foj unen sus fuerzas para afrontar el Dakar, la carrera africana que se vio obligada a emigrar a Sudamérica. En la próxima edición, que finalizará en Lima (Perú), “no habrá descanso”, como anuncia Foj. Su intención es obtener la victoria en su categoría.

Toyota Prisma-MPA Team. Guarda este nombre en tu memoria, ya que es el de uno de los equipos españoles que afrontará el Dakar 2012 y que tiene posibilidades reales de victoria en su categoría, T2, reservada a los coches de serie.

Xavi Foj, un veterano que se enfrenta a su 22ª participación en la carrera del desierto, será el encargado de pilotar el Land Cruiser 150 con el que busca el triunfo “y quedar entre los 20 primeros”, como apunta. No es imposible, ya lo consiguió este año. “Somos un pequeño equipo, capaz de alcanzar grandes retos”, ha asegurado Foj.

Su navegante será Jordi Cervantes, también mecánico, lo que resultará de vital importancia si hay problemas. “Hemos variado la logística este año y tendemos a ser lo más autónomos posible. Llevaremos unos 60 kilos de recambios extra en el coche: un par de manguetas, un amortiguador, un turbo, un palier… En caso de avería, intentaremos perder el tiempo mínimo en tramo”, explica el piloto.

En 2012, el Dakar termina en Perú

Del 1 al 15 de enero, el Dakar verá moverse la estructura de Toyota España (un Land Cruiser 150, una Hilux de asistencia rápida en pista, un camión T4 de asistencia en carrera y otro, T5, que sirve de taller-almacén en el «vivouac») por un recorrido en el que cada vez se “va más deprisa, por lo que cualquier fallo se paga más caro”, asegura el catalán.

En la 34ª edición de esta carrera mágica y cruel aumentará la navegación. “No será más difícil que las anteriores, ya que el nivel es muy alto; la diferencia está en que será intensa cada día, de la primera etapa a la última. No habrá jornadas de trámite, todas serán muy duras”, comenta Foj.

El español prevé especiales complicadas y lentas, con más horas en pista, lo que castigará las mecánicas y a los pilotos. El Land Cruiser, “ligero y nervioso”, tendrá que enfrentarse a caminos rápidos plagados de piedras, a las enormes dunas del desierto de Atacama -el más árido del mundo- y a las de tierras peruanas, más pequeñas, parecidas a las de la olvidada Mauritania, pero con una mayor ordenación. “El viento siempre sopla en el mismo sentido y la arena, al avanzar, cae en la misma dirección”, explica.

Antes de llegar a la meta en Lima (Perú), el equipo luchará contra el «fesh-fesh» arena tan fina como los polvos de talco, que amenaza con devorar el coche a cada segundo- sudamericano. Para salir con éxito de la prueba, Cooper Tires, también patrocinador de la formación, ha desarrollado unos neumáticos nuevos (llegarán a Europa el año que viene, aunque Foj los probará en Marruecos la próxima semana) que se montan sobre una llanta de 16 pulgadas. “Así tendremos más ‘goma’ para deshinchar cuando necesitemos bajar las presiones de las ruedas; la llanta, al ser más pequeña que la del año pasado, acumulará menos arena en su interior, algo que debe evitarse, porque frena el coche”, añade.

Como ves, son muchos los desafíos que debe superar antes de finalizar su lucha contra el desierto. El Dakar espera, implacable como siempre. La gloria, en Perú.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad.

Guarda mi nombre y correo electrónico en este navegador para la próxima vez que comente.

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche