Toyota detiene su producción en Japón por los terremotos de Kyushu

Toyota detiene su producción en Japón por los terremotos de Kyushu

20 abril, 2016

Toyota ha paralizado la producción de sus fábricas en Japón a causa de los cortes en el suministro de piezas provocados por los terremotos que tuvieron lugar en la isla de Kyushu, situada en el suroeste de país asiático.

El primer terremoto, cuya magnitud fue de 6,2 puntos en la escala de Richter, tuvo lugar en la noche del pasado jueves día 14. El sábado por la mañana llego la réplica y, además, lo hizo con mayor intensidad al alcanzar los 7,3 puntos.  El desastre, que ha golpeado duramente a los proveedores de la marca, ha provocado que la cadena de suministro se vea interrumpida y Toyota haya tenido que reevaluar los planes de producción.

Los proveedores tenían hasta el lunes para subsanar sus problemas y reiniciar los envíos a las fábricas de Toyota. Sin embargo, la magnitud de la catástrofe y la alteración en los servicios de transporte hizo imposible que se reanudará la cadena y Toyota se vio forzada a cerrar la planta de Miyata, a la que siguieron, progresivamente, las 16 plantas que la marca posee en su país de origen.

Toyota ha explicado que la decisión de retomar la actividad en sus centros de producción se tomará en función de la disponibilidad de las piezas, pero espera reanudar sus actividades el día 24.

El cese momentáneo de la producción ha llegado en un mal momento para el gigante asiático, ya que luchaba por hacerse con una mayor cuota del mercado de los crossover y los camiones ligeros en Estados Unidos. El nuevo Lexus RX y el Lexus NX se encuentran en la mejor fase del ciclo de ventas, pero los cierres de las fábricas en Japón pueden afectar negativamente a su colocación en el mercado estadounidense. Además, el Toyota 4Runner, Toyota Land Cruiser, Lexus GX y Lexus LX, que también se encuadran en el segmento de los SUV o los todoterrenos, han visto afectada su producción.

El nuevo Toyota Prius, un vehículo que goza de mucho éxito en los Estado Unidos, y el Toyota Mirai, el primer coche propulsado por hidrógeno de la compañía, están en la lista de afectados. Asimismo, prácticamente la totalidad de modelos de Lexus, con destino a EE.UU, han visto alterada su cadena de producción. Los Lexus CT, IS, GS, y LS son los principales damnificados.

Un analista de Mitsubishi UFJ Morgan Stanley ha estimado que Toyota  y Lexus perdieron la producción de 56.000 unidades, a las que habría que añadir otras 7.500 de Daihatsu. Esto provocará, según el analista, una incidencia de 277 millones de dólares en el beneficio operativo de Toyota.

Es el segundo parón que sufren las fábricas de Toyota en lo que va de año, ya que el pasado mes de febrero la compañía suspendió la producción en todas las plantas de fabricación en Japón durante seis días. La explosión de una fábrica de acero torpedeó el suministro del material utilizado para la fabricación de motores, transmisiones y carrocerías.

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

Te puede interesar...

Comenta este artículo

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba