Noticia

HKS riza el rizo con este Toyota GR Yaris: más rápido que un Nissan GT-R Nismo

Ampliar

08 de enero, 2021

Es el coche del momento y lo seguirá siendo durante un largo tiempo... Ahora, la especialista en 'aftermarket' HKS eleva a la máxima potencia el concepto de deportividad en el Toyota GR Yaris.

Nunca nos cansaremos de agradecer a Toyota lo que ha hecho con el nuevo GR Yaris, un auténtico homologation special que sí es capaz de transmitir a sus conductores «de a pie» cada una de las sensaciones que puede llegar a sentir un piloto de rallies. Sencillamente, nos encanta… y no solo a nosotros. Este pequeño pocket rocket no para de recibir elogios por todo el mundo. De hecho, la compañía nipona especializada en recambios y accesorios para deportivos HKS ha metido mano a uno de estos GR Yaris y lo ha elevado al séptimo cielo a base de chucherías y más chucherías. Sí, el coche de fábrica ya es un aparato muy serio, pero lo de este Toyota GR Yaris HKS no tiene nombre.

Primera prueba del Toyota GR Yaris 2020: un coche de campeonato

Estéticamente, la versión tuning adopta un kit de ensanche atómico que, junto al enorme alerón trasero, hace un trabajo aerodinámico formidable. También le han montado unas llantas Advan Racing R6 de aluminio forjado que calzan neumáticos Yokohama Advan A052 de alto rendimiento. La librea, muy «a lo japo» y llena de patrocinadores, termina de darle un aspecto hiperradical de coche de carreras.

En el interior solo encontramos un espectacular baquet firmado por Bride y un puesto de conducción acondicionado para la competición. Por supuesto, sobran los demás asientos y todo elemento que añada un peso inútil al conjunto.

Casi 500 CV para un motor de tres cilindros

Sin duda, lo más espectacular llega al hablar de la mecánica. Con solo escuchar su sonido, ya nos hacemos una idea de cómo va este Yaris HKS. Sus creadores pensaron que los 260 CV que salen de su tricilíndrico eran poca cosa para semejante bestia, así que optaron por incorporar un turbo más grande y un nuevo intercooler, ajustar la ECU y agregar un sistema de óxido nitroso. ¿El resultado? 475 caballos de potencia que salen absolutamente desbocados hacia las cuatro ruedas… Lo que sí permanece intacta es la sensacional caja de cambios que trae de serie. Con el objetivo de mostrar su valía, los chicos de HKS lo llevaron al circuito de Tsukuba (Japón), donde corroboró ser casi un segundo más rápido que el modelo de producción con el tiempo más bajo registrado en ese mismo trazado, nada menos que el Nissan GT-R Nismo. ¡Benditas mentes las del Imperio del Sol Naciente!

Ver información de los modelos

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche