Noticia

Toyota da un paso más en la carrera por el vehículo autónomo

3 fotos

Ampliar

06 de marzo, 2017

La marca nipona ha presentado un nuevo vehículo autónomo de pruebas, montado en la carrocería de un Lexus LS600 hL, que les servirá para seguir avanzando en esta temática.

Toyota da un paso más en la carrera por el vehículo autónomo. Tras anunciar recientemente que uno de sus protagonistas en Ginebra será el i-TRIL Concept, un coche compacto, eléctrico y con capacidad de conducir de manera independiente, la marca nipona ha presentado, mediante su división Toyota Research Institute (TRI) y en el marco del Prius Challenge -un evento en el que la compañía convoca a emprendedores y expertos en tecnología y automoción-, un nuevo automóvil inteligente e independiente que les servirá de prueba para seguir avanzando en esta temática.

Cómo es este nuevo vehículo autónomo de pruebas

Se trata del mejorado modelo desvelado en el CES de Las Vegas de 2013 y su función estará orientada exclusivamente a explorar una amplia variedad de trabajos en conducción autónoma. La plataforma se ha creado a partir de un Lexus LS600 hL de la actual generación, con interfaz de transmisión electrónica.

La plataforma del nuevo vehículo autónomo de pruebas de Toyota es un Lexus LS600 hL.

3 fotos

Ampliar

Este modelo evolutivo del de 2013 ha sido diseñado para ser una plataforma de pruebas flexible y de aplicación inmediata, que puede actualizarse de forma continua y frecuente. Sus bazas tecnológicas, según Toyota, se utilizarán para desarrollar las dos principales líneas de investigación del TRI: sistemas de «Chófer» (Chauffeur) y «Guardián» (Guardian). El primero de ellos hace referencia al sistema totalmente autónomo y desplegado permanentemente clasificado por la Sociedad Internacional de Ingenieros Automotrices (SAE International) como de autonomía Nivel 5 no restringida y funcionamiento Nivel 4 restringido y «geovallado» (geo-fenced operation). Por su parte, el sistema Guardián es un sistema de asistencia al conductor de alto nivel, que supervisa constantemente el entorno de conducción dentro y fuera del vehículo, preparado para alertar ante posibles peligros y para entrar en acción cuando sea necesario con el objetivo de evitar accidentes.

El CEO del Toyota Research Institute, Gill Pratt, lo resume en pocas palabras: «Básicamente, se trata de un vehículo inteligente diseñado para que se haga más inteligente con el tiempo”. Pratt añade que irá aprendiendo los distintos hábitos y capacidades de cada conductor, y se beneficiará de la inteligencia compartida de otros vehículos a medida que avancen las tecnologías de recogida de datos, datos compartidos y conectividad.

 

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad.

Guarda mi nombre y correo electrónico en este navegador para la próxima vez que comente.

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche