Noticia

La colección de coches de Tom Brady, uno de los mejores jugadores de la NFL

4 fotos

Ampliar

25 de marzo, 2020

Tom Brady es uno de los mejores jugadores de la NFL. Ahora que ha cambiado de equipo, aprovechamos para recordarte que también es un gran coleccionista de coches.

Tom Brady, uno de los mejores jugadores de la NFL, la liga profesional de fútbol americano de los Estados Unidos, acaba de anunciar su fichaje por los Tampa Bay Buccaneers tras pasar toda su carrera en los New England Patriots. Allí ganó seis títulos y varios galardones como mejor jugador de la liga.

Mucho dinero, muchos coches

El fichaje le reportará unos ingresos anuales de 30 millones de dólares, una cantidad que le va a permitir, si así lo desea, aumentar su colección de coches. Brady, que está casado con la supermodelo brasileña Gisele Bundchen, es un gran aficionado a los automóviles y hace gala de ello. Repasemos alguno de sus coches más queridos.

Cadillac Escalade ESV

El Escalade no le costó ni un euro al bueno de Brady. Lo ganó al conseguir el trofeo MVP de la final de la Super Bowl de 2003, que patrocinaba Cadillac, y se convirtió en uno de los mejores coches que había tenido… hasta la fecha. No parece demasiado impresionante, pero el valor emocional es evidente.

Puede que te interese: Los coches de Lewis Hamilton

Con un motor V8 de 6 litros, tenía una potencia de 349 CV y un par de 515 Nm, suficiente para mover sus titánicos cinco metros de longitud y sus más de 2.500 kg. Otra cosa es el consumo, con una media de 18,8 litros cada 100 km.

Audi R8

Tom Brady, junto a su Audi R8

4 fotos

Ampliar

El Audi R8, adquirido en 2008, le costó a Brady alrededor de 165.000 dólares  y tenía un motor V10 de 5.2 litros que producía 428 CV. Se trata de un deportivo biplaza con el que disfrutar de la conducción con su mujer, con la que se casaría un año después.

Aston Martin DB11

Dicen las malas (o buenas) lenguas que Brady no tuvo que pagar por este DB11, sino que lo recibió como forma de pago de Aston Martin por ser imagen de la compañía automovilística, con la que el jugador colaboró más estrechamente, como veremos ahora mismo. Cuenta con un motor V12 de 608 CV

Aston Martin Vanquish Volante S Tom Brady Signature Edition

Aston Martin Vanquish Volante S Tom Brady Signature Edition

4 fotos

Ampliar

Como ya te adelantábamos, la colaboración de Brady y Aston Martin fue tan fructífera que el propio quaterback colaboró en el diseño de este Vanquish S Volante del que se produjeron únicamente 12 unidades (una se la quedó Brady, obviamente, aunque se desconoce si tuvo que pagar por ella).

El coche contaba con logos TB12 (aluden a Tom Brady y al número de la camiseta del jugador, que era el 12) y un interior totalmente personalizado al gusto de Brady. Aparte de esto, el coche contaba con un V12 de 5.9 litros que entregaba 595 CV y le permitían alcanzar los 323 km/h y acelerar de 0 a 100 km/h en 3,5 segundos. ¿Su valor en ese momento? 359.000 dólares.

Ferrari 458 Italia

Tener un Ferrari es un sueño para muchos, pero para Brady es otro coche más dentro de su colección. No decimos que a Brady no le encantara, de hecho es miembro del club Ferrari en los Estados Unidos, pero viendo lo que va a venir ahora se nos queda hasta corto. Este 458 Italia cuenta con un V8 de 4.5 litros de 562 CV que le catapulta hasta los 337 km/h y le permite alcanzar los 100 km/h desde parado en menos de 3 segundos.

Bugatti Veyron Super Sport

Bugatti Veyron Super Sport

4 fotos

Ampliar

Este Veyron Super Sport es el más caro en la colección de coches de Tom Brady y se estima que vale 3 millones de dólares. De hecho, solo se produjeron 450 unidades en 10 años y también lo poseen artistas como Tom Cruise, Jay-Z y Simon Cowell.  Alcanza 100 km/h en sólo 2.5 segundos y tiene una velocidad máxima de 429 km/h gracias a la estratosférica potencia que proviene de su motor W16 de 8.0 litros de 1.200 CV.

Rolls Royce Ghost

Finalmente, ante tanto automóvil de altas prestaciones, Brady tenía que tener un “coche familiar” para los desplazamientos con su mujer y sus hijos… y qué mejor que este Rolls Royce Ghost, un sedán, de casi 5,4 metros, de los más confortables, lujosos y espaciosos del planeta.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche