Noticia

Alquiler de coches: tiempos difíciles

Ampliar

28 de octubre, 2011

Por un lado, la Comisión Europea lanza un ultimátum a España para que reduzca el impuesto de matriculación cobrado a sus residentes por vehículos alquilados en otros Estados miembros y, por el otro, Competencia inspecciona varias empresas del sector por posibles prácticas anticompetitivas.

La práctica de cobrar el importe íntegro del impuesto de matriculación de un vehículo alquilado por un residente en España (o en otro Estado Miembro) cuando el periodo de arrendamiento sea superior a 3 meses tiene los días contados.

Así lo ha exigido la Comisión Europea, al afirmar que esta costumbre constituye una infracción de las normas de la UE. Según Bruselas, el impuesto de matriculación se debería cobrar proporcionalmente, dependiendo del uso que el cliente haya dado al vehículo.

En el ámbito nacional, a las empresas de alquiler de coches también” les crecen los enanos”. La Comisión Nacional de la Competencia (CNC) ha comenzado a inspeccionar las sedes de varias compañías dedicadas al alquiler de vehículos sin conductor por posibles prácticas anticompetitivas de reparto de mercado y fijación de precios. En caso de confirmarse las sospechas de la CNC, la multa de las infractoras podría ascender hasta el 10% de su volumen de negocio.

La respuesta de las empresas dedicadas al sector del rent a car no ha tardado en llegar. Según Feneval, patronal que agrupa a casi 500 compañías del sector del alquiler de coches, “este tipo de comunicados, genéricos, sin la más mínima concreción y en una fase muy inicial, crean una sombra de sospecha generalizada sobre un sector enormemente transparente que está pasando por momentos complicados”.

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche