Thums, los dummies virtuales de Toyota

Thums, los dummies virtuales de Toyota

Las simulaciones por ordenador han ahorrado miles de millones de euros en ensayos destructivos a los fabricantes. Toyota da un paso más y desarrolla un nuevo programa que simula el comportamiento del cuerpo humano en un accidente. Así es THUMS

Una gran parte del coste de desarrollo de un vehículo se emplea en destrozarlo, se conocen como ensayos destructivos y consisten en someter a un componente a una prueba para comprobar cómo se rompe y se comporta durante ese proceso. Las simulaciones por ordenador han ahorrado miles de millones a los fabricantes al no tener que destrozar tantos coches y piezas. Gracias a un proyecto que se lleva a cabo desde 1997 llegan los Thums, los dummies virtuales de Toyota.

Para conocer las consecuencias de un accidente en el cuerpo humano, las diferentes marcas de coches empezaron utilizando cadáveres y “voluntarios” para las pruebas de choque. Gracias a la electrónica llegaron los primeros “dummies“, una especie de muñecos con forma humana llenos de sensores que miden las magnitudes de las fuerzas que soportaría un cuerpo humano en un choque.

Toyota va un paso más allá y desarrolla Thums (Total Human Model for Safety, o modelo de humano completo para seguridad), un complicado programa informático que genera un modelo humano sobre el que poder estudiar el comportamiento de un cuerpo en diversas situaciones. De este modo, Toyota puede comprobar el tipo de lesiones que provocaría en un humano un determinado accidente.

Gracias a Thums el avance en materia de seguridad será mucho más rápido y menos costoso para los fabricantes. Por una parte su precisión es mayor. Un dummie es completamente pasivo e inerte durante la prueba de choque. Un humano se aferra al volante y se comporta de manera activa durante el mismo, algo que un dummie no puede simular. Sin embargo, el programa desarrollado por Toyota sí puede simular este tipo de situaciones, en realidad prácticamente cualquiera, incluso distintas tallas, pesos, etc. al tratarse de un modelo virtual, basta con modificar determinados parámetros del programa a ensayar.

Thums es capaz de predecir el tipo de lesiones que se producirían en un determinado ensayo, desde problemas superficiales en la piel, hasta fracturas, desgarros y lesiones medulares.

En 1997 Toyota comenzó el proyecto Thums con Toyota Central R&D Labs, Inc. La primera evolución estuvo lista en el año 2000 y era muy básica. En 2004 llegó la segunda evolución, que incorporaba la cara y los huesos al modelo informático. En el 2006 se añadió un modelo preciso del cerebro humano. Hasta ahora, la cuarta evolución muestra también los órganos internos del cuerpo, completando así el modelo.

Nuevos Thumbs infantiles de Toyota

Thumbs dummies infantiles de Toyota
Estos modelos virtuales mejoran la seguridad y reducen los costes de desarrollo.
Ampliar

La siguiente evolución en los Thums acaba de llegar gracias a los desarrolladores informáticos de Toyota. Tras miles de horas de ensayos han logrado un modelo matemático virtual que simula el comportamiento de un niño en los crash test virtuales.

Los nuevos modelos de diez años (138 cm de altura), seis años (118 cm de altura) y tres años de edad (94 cm de altura) de la Versión 4 de THUMS representan los físicos promedio de niños de esas edades. Como sucede con los modelos de hombre grande (189 cm de altura), hombre adulto medio (179 cm de altura) y mujer pequeña (153 cm de altura), que ya se comercializan, los nuevos modelos se ofrecerán en dos versiones -pasajero y peatón-, hasta un total de seis nuevas incorporaciones a la selección de THUMS. Esta mayor variedad tiene en cuenta la influencia de la edad y el físico, lo que permite analizar en mayor profundidad las lesiones.

 

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

Te puede interesar...

Comenta este artículo

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba