Noticia

Tesla pone a la venta unos reivindicativos ‘shorts’ rojos y ¡triunfa!

Ampliar

13 de julio, 2020

Parece una broma, pero es real. Tesla ha puesto a la venta unos shorts rojos y su web, ante la avalancha de compradores, colapsa.

Un día sí y otro también Tesla nos sorprende con curiosas noticias. La mayoría tienen que ver con la tecnología de sus vehículos, con funciones inesperadas o prestaciones increíbles, pero en esta ocasión nos hemos quedado perplejos con lo último de la marca de coches eléctricos.

Unos shorts con «mensaje»

La compañía fundada y dirigida por Elon Musk ha lanzado a la venta unos pantalones cortos de satén rojo por un precio de  69,420 dólares (unos 61 euros) y lo más sorprendente es que la web se ha colapsado y se han agotado las unidades en escasos minutos.

Los pantalones cuentan con la palabra «S3XY» en dorado en la parte posterior, correspondiendo cada letra o número a un modelo ofrecido actualmente por Tesla: Tesla Model S, Tesla Model 3, Tesla Model X y Tesla Model Y.

“Celebra el verano con los shorts de Tesla. Corre como el viento o diviértete como Liberace (es un humorista estadounidense) con nuestro diseño rojo satinado y dorado. Relájate junto a la piscina o descansa dentro de casa durante todo el año con nuestros shorts de edición limitada, con nuestro logotipo exclusivo de Tesla en la parte delantera y la inscripción «S3XY» en la parte posterior. Disfrute de una comodidad excepcional al cierre de la sesión (se refiere a la Bolsa)”, se apunta en la página.

Lucha de supermillonarios: Musk (Tesla) acusa a Bezos (Amazon) de “copiota”

“¿Es esto una inocentada?” Te preguntarás. Pues sí y no. Los shorts son una alusión a los inversores que apuestan por la caída en el precio de las acciones de una empresa, en este caso de Tesla, para ganar dinero. Este tipo de inversores piden prestada una acción y la venden; luego, esperan a que caiga su precio y la vuelven a comprar — a menor precio — para entonces devolverle la acción al dueño original y embolsarse las ganancias. Esto se conoce como «short-selling».

Elon Musk odia a este tipo de inversores y ha denunciado en varias ocasiones que sus prácticas deberían prohibirse, algo que, por suerte para Musk, no ha afectado a las acciones de su compañía: el grupo se convirtió la semana pasada en el fabricante de automóviles con más valor bursátil del mundo al superar a Toyota.

Ver información de los modelos

Comparte este artículo:

Comentarios

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche