Noticia

Tesla revisará casi 300.000 coches en China: peligro de accidente

Ampliar

14 de julio, 2021

Casi 300.000 coches de Tesla serán revisados en China por un problema en el control de crucero que puede acelerar los automóviles afectados.

La pesadilla con la fiabilidad de los vehículos de Tesla no para… y mucho menos en China. La marca estadounidense de coches eléctricos revisará unas 285.000 unidades en China por un malfuncionamiento del control de crucero.

Este puede activarse accidentalmente y hacer que los coches aceleren de forma repentina, creando un peligro para la seguridad, según han confirmado las autoridades chinas y la propia Tesla: «hay riesgos potenciales de seguridad en casos extremos».

Según el regulador del mercado chino, la llamada a revisión afecta a 211.256 unidades del Tesla Model 3 y a 38.599 unidades del Tesla Model Y que fueron construidos en China y 35.665 Tesla Model 3 que fueron importados. Los coches fueron producidos entre diciembre de 2019 y este mes de junio de 2021.

Tesla Model 3 y Tesla Model Y, afectados

Tesla Model Y

Tesla Model Y

Ampliar

Tesla planea actualizar el software de control de crucero en los vehículos de forma remota, lo que ahorraría a los propietarios la tarea de llevar su automóvil a los concesionarios de la marca. Tesla se pondrá en contacto con aquellos propietarios cuyos vehículos no se pueden arreglar de forma remota.

La Administración Estatal de Regulación del Mercado de China ha indicado que, en determinadas condiciones, los conductores podrían activar accidentalmente el control de crucero. Si el coche viaja a una velocidad por debajo del ajuste del control de crucero, el coche podría acelerarse y “en casos extremos», podría provocar un accidente.

 ¿Cuáles son las marcas de coches más valiosas del mundo?

No es la primera vez que la empresa fundada y dirigida por Elon Musk se enfrenta a problemas en China. En abril, una clienta protestó en un salón del automóvil porque los frenos defectuosos de su Tesla causaron un accidente que envió a sus padres al hospital. Tras culpar inicialmente al conductor, Tesla presentó una disculpa pública a la clienta descontenta y se comprometió a aprender del incidente.

Igualmente, las autoridades chinas han prohibido la entrada de modelos de la marca estadounidense en zonas militares o de seguridad ante el temor de que pudieran espiar secretos de estado.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad.

Guarda mi nombre y correo electrónico en este navegador para la próxima vez que comente.

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche