Tesla necesita dinero para el Model 3

Tesla necesita dinero para el Model 3

Tesla necesita dinero para la producción de su nuevo modelo, el Model 3. La compañía plantea la emisisón de bonos por un valor de 1.500 millones de dólares. Las agencias de calificación no han dudado en darles la cerftificación de "bono basura".

Tesla comunicó este lunes que planea realizar una emisión de bonos por una cantidad total de 1.500 millones de dólares americanos para aumentar la producción de su último modelo, el “económico” Tesla Model 3.

La compañía californiana cuenta con el Model 3, el menos costoso de sus vehículos, para convertirse, por primera vez en su historia, en un fabricante rentable en el mercado de los vehículos eléctricos de fabricación masiva.

Las reservas del Model 3, que sale a la venta en EE.UU. desde 35.000 dólares, han superado el medio millón de unidaes y, aumentan a razón de 1.800 diarias desde su lanzamiento.

Tras el anuncio de la compañía, Standard & Poor’s mantuvo su negativa visión para la tecnológica metida a fabricante de automóviles y le asignó una calificación “B –“ en su emisión de bonos. Esto significa que se consideran “bonos basura”. También su calificación crediticia a largo plazo es “B –“.

Tesla es una marca atípica, con un modo de vender y hacer las cosas completamente diferente.
Tesla es una marca atípica, con un modo de vender y hacer las cosas completamente diferente.
Ampliar

La calificación tiene en cuenta los cambios en la reserva de liquidez de Tesla, que en nuestra opinión compensa el riesgo sustancial relacionado con la expansión rápida de su producción Model 3 y la significativamente alta carga de la deuda en su balance”, dijo S & P en un comunicado sobre los bonos . “Dada la reciente puesta en marcha del Model 3, las inversiones de Tesla de fabricación de baterías, la percepción pública de su tecnología, y su acceso a los mercados de capitales, los compromisos financieros de la compañía parecen sostenibles por ahora, aunque con riesgos significativos.”

Moody’s, por su parte, le asignó una calificación “B3” a la emisión de bonos de Tesla y vaticinó un futuro estable para la empresa.

Esta agencia calificó a la compañía como “B2” por el hecho de que si Tesla termina con problemas financieros, su marca, productos y activos físicos todavía serán de valor para otras empresas dedicadas al sector del automóvil.
“El principal desafío que enfrenta la empresa durante el próximo año será los considerables riesgos de ejecución asociados a la rápida aceleración en la producción de un totalmente nuevo vehículo”, dijo el vicepresidente de Moody’s, Bruce Clark, en un comunicado.

Durante el evento de lanzamiento del Model 3, Elon Musk CEO de la compañía declaró que se enfrentarían “al menos a seis meses de infierno de fabricación”, debido a la necesidad de aumentar la producción del nuevo modelo.

Tesla tiene una previsión de gasto de 2.000 millones de dólares para este año, lo que ha llevado a que diferentes agentes que trabajan con posiciones a corto plazo apuesten por la compañía.

Musk declaró que se consideraba la deuda para poder expandir el efectivo disponible.

Goldman Sachs, Morgan Stanley, Barclays, Bank of America Merrill Lynch, Citigroup, Deutsche Bank y RBC son las entidades colocadoras de la emisión de bonos, informó IFR.

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

* He leído la Política de privacidad

Tus datos serán incorporados en las bases de datos de Autocasión para gestionar los envíos de comunicaciones. Más información en la Política de privacidad

Te puede interesar...

Comenta este artículo

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba