Noticia

Así es el Tesla Model S que conduciría Cocodrilo Dundee

2 fotos

Ampliar

20 de mayo, 2019

El dueño de este Tesla Model S ha llenado de cuero y motivos salvajes todo su interior... y lo ha hecho, por cierto, con un gusto muy dudoso.

Tesla es especialista en despertar una expectación bárbara por cada cosa que le rodea. La personalización que encargan algunos de los propietarios en sus modelos ya ha sido noticia en otras ocasiones (recordad el Tesla Model S de Superman…) En este caso, un cliente de la marca californiana ha adquirido un Tesla Model S que bien podría haber sido configurado por el mismísimo Cocodrilo Dundee.

El dueño ha debido de pensar que la sobriedad del habitáculo del modelo premium 100% eléctrico que sólo rompe la verticalidad de la pantalla táctil central no iba mucho con él… por eso, ha optado por darle un aire mucho más «acogedor» -o, al menos, mucho más vistoso- con extra de cuero y motivos salvajes. Los materiales usados para el salpicadero de este Model S parecen sacados directamente de una bota de vaquero, más que de un taller artesano para coches.

Este es el Tesla más salvaje

Pero no sólo se ha añadido decoración. También se han incluido elementos adicionales que parecen tener una función mecánica en el coche. Mirad los botones que se sitúan junto a la pantalla central o la especie de cable que sale de la zona inferior de la instrumentación…

Estamos seguros de que, de haber dado con Rolls-Royce, Bentley o Mercedes-Maybach, este propietario no hubiera visto su sueño cumplido jamás. De lo que no hay duda es de que este interior, por muy costoso que pueda ser (tiene pinta de serlo), es uno de los más feos que se pueden diseñar, elaborar y hacer realidad en cualquier automóvil que se precie propio. Además, agrega un peso extra al conjunto que le hace ser menos eficiente y consumir más energía.

Ver información de los modelos

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad.

Guarda mi nombre y correo electrónico en este navegador para la próxima vez que comente.

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche