Noticia

Tesla no quiere sustos con las materias primas y se asegura el cobalto

Ampliar

22 de junio, 2020

Tesla no quiere problemas con sus materias primas y llega a un acuerdo con Glencore para que el grupo minero le suministre cobalto, un elemento clave en las baterías de los coches eléctricos.

Tesla quiere asegurarse el suministro de materias primas para la fabricación de las baterías eléctricas de sus coches y ha llegado a un acuerdo para comprar cobalto a Glencore, el mayor grupo minero del mundo.

El contrato ayudará a Tesla a reforzar su suministro de cobalto para sus nuevas plantas en China y Alemania. Si bien hay suficiente suministro de cobalto por ahora, se espera que la demanda aumente en los próximos años a medida que Tesla se expanda en China y Europa y Volkswagen, BMW y otros grandes fabricantes desplieguen sus flotas de vehículos eléctricos. Las advertencias sobre la escasez a largo plazo hicieron que los precios del cobalto se dispararan en 2017 y 2018, lo que llevó a Musk a trabajar para reducir la dependencia de Tesla del metal.

Cobalto: todavía abunda… pero puede ser un problema

Aun así, el acuerdo es una prueba evidente de que el metal seguirá siendo clave para la expansión de la compañía en los próximos años.

Según algunas fuentes, el trato podría implicar que Glencore suministrara hasta 6.000 toneladas del metal al año para las baterías de iones de litio utilizadas en los coches eléctricos de la compañía.

Puede que te interese: el problema de reciclaje y contaminación de las baterías de los coches eléctricos

La planta de Tesla en China espera fabricar de 1.000 a 3.000 coches por semana, lo que se traduciría en alrededor de 1.200 toneladas de demanda de cobalto anualmente a plena capacidad,  La planta de Tesla en Alemania, cerca de Berlín, puede producir unos 500.000 vehículos al año una vez que funcione a pleno rendimiento.

Los tratos directos con los grupos mineros son raros en el sector automovilístico. Sin embargo, los acuerdos entre Glencore y Tesla y BMW (firmó uno similar hace un año) señalan que los fabricantes de automóviles están preocupados por asegurar un suministro suficiente de materias primas y evitar el desabastecimiento.

Casi tres cuartas partes del cobalto del mundo procede de la República Democrática del Congo, y hasta un 20% de la producción del país se produce en minas donde las muertes y los abusos de los derechos humanos son habituales. Tesla ha indicado que apoyará el abastecimiento del metal desde la República Democrática del Congo, si se puede asegurar que las materias primas provienen de operaciones que cumplen con las normas sociales y ambientales.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche