Noticia

Tesla acaba con el silencio del Model 3: ahora lo podrás oír llegar

Ampliar

24 de septiembre, 2019

Las unidades fabricadas a partir del 1 de septiembre del modelo más reciente de Tesla, el Model 3, tendrán incorporado un sistema de alerta acústica para peatones. Esta tecnología, obligatoria tanto en Estados Unidos como en Europa, hace que el coche eléctrico emita ruido para evitar accidentes.

Uno de los problemas de los vehículos eléctricos es que, dejando a parte el ruido de los neumáticos, son totalmente silenciosos. Por este motivo, los peatones no pueden escucharlos venir hasta que se acercan demasiado. Para evitar los posibles accidentes que esta situación puede provocar, los fabricantes están añadiendo a sus modelos el Sistema de Alerta Acústica o AVAS. Entre ellos, Tesla ha anunciado que los Model 3 fabricados a partir del 1 de septiembre integrarán esta tecnología.

Te puede interesar: Amnistía Internacional alerta de que no todo en los eléctricos es de color de rosa

Además, la incorporación de este sistema también se debe a la nueva regulación sobre los vehículos eléctricos e híbridos. Por ejemplo, todos los coches electrificados de nueva homologación en Europa deben integrar un avisador de esta clase desde el 1 de julio. En el caso de Estados Unidos, estos sistemas serán obligatorios a partir del 1 de septiembre de 2020.

El Model 3 sonará como un OVNI

El Model 3 es el primero de la gama de Tesla en contar con el sistema generador de sonido. Sin embargo, se espera que otros modelos, como el Model S y el Model X, no tarden en incorporar esta tecnología.

El avisador acústico del Tesla Model 3 funciona con un sistema de altavoces exteriores, que emite dos sonidos diferentes. Según el sentido de la marcha, el coche eléctrico puede sonar como un vehículo de gasolina o como un OVNI.

Cómo suena un coche eléctrico

Hacia adelante, el Model 3 simula el ruido que haría un vehículo con motor de combustión interna. Pero al ir marcha atrás, el sonido cambia a uno más futurista, como el que podría salir de un theremin o de una auténtica nave espacial. Aunque con este sistema el coche pierde su característica silenciosa, hay que recordar que la tecnología está pensada para evitar atropellos, especialmente de personas invidentes.

Según la NHTSA, la administración de seguridad vial estadounidense, los generadores de ruido peatonal salvarán a 2.400 personas de lesiones y podrían evitar daños por entre 250 y 320 millones de dólares (230 y 290 millones de euros).

Ver información de los modelos

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche