Noticia

¿A qué temperatura hay que poner el climatizador del coche?

Ampliar

31 de julio, 2020

¿Sabes exactamente la temperatura a la que debes poner el climatizador del coche incluso con mucho calor? Acertar te ahorrará dinero y otros problemas.

El aire acondicionado o el climatizador son nuestros principales aliados a la hora de hacer desplazamientos en coches, tanto cortos como largos, con estos calores que estamos sufriendo.

Lo primero que hacemos cuando nos metemos en el vehículo, sobre todo cuando venimos desde la calle, con el tremendo calor que está haciendo en estas fechas, es poner la climatización del coche lo más fría posible para poder refrescarnos de manera inmediata.

Estos son los rangos de temperatura ideales del climatizador

Esto, aunque tentador, no es lo más adecuado, ya que aumentamos el gasto de combustible del automóvil (y en un coche poco potente perdemos fuerza) y puede ser perjudicial para nuestra salud: un cambio tan brusco de temperatura nos puede causar un indeseado resfriado.

Un truco a tener en cuenta es, aunque parezca mentira, abrir previamente las ventanas del coche para que salga el calor y ayudar al aire acondicionado a enfriar con suficiente potencia, minimizando el primer golpe de calor.

El Real Automóvil Club de España, además, recomienda que no apuntemos las salidas del aire acondicionado directamente a la cara, pues aunque en un principio ayuden a refrescar al conductor, es más fácil conseguir la temperatura idónea en el habitáculo con aire indirecto.

¿Cuál fue el primer coche con aire acondicionado?

Una vez en marcha, la gran pregunta que muchos conductores se hacen es cuál es la temperatura a la que hay que fijar la temperatura del climatizador. Las autoridades y los expertos tienen opiniones similares, que no iguales al respecto.

La Dirección General de Tráfico (DGT) asegura que la horquilla ideal va de 22 a 24 grados, mientras que para el Real Automóvil Club de España (RACE) lo recomendable sería fijar la temperatura entre 21 y 23 grados. Si el climatizador está por encima o por debajo de estos dígitos, se aumenta la fatiga del conductor y su tiempo de reacción resulta más lento, incrementándose el riesgo de sufrir un accidente en carretera.

Si superamos los límites también lo pagará nuestra cartera, ya que está demostrado que si hacemos trabajar más al aire acondicionado, se incrementa el gasto del combustible. Por ello, es recomendable hacerlo trabajar en unas temperaturas medias que aseguren nuestro confort térmico y que no supongan un derroche energético.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche