Noticia

Tecnología pionera Mazda

Ampliar

25 de marzo, 2009

Permite reciclar al mismo tiempo parachoques usados de distintos fabricantes. Además, incorpora un proceso automático de eliminación de los componentes metálicos que mejora sustancialmente la eficacia de reciclaje.

Permite reciclar al mismo tiempo parachoques usados de distintos fabricantes. Además, incorpora un proceso automático de eliminación de los componentes metálicos que mejora sustancialmente la eficacia de reciclaje.

Mazda ha desarrollado una tecnología de reciclaje pionera que mejora el proceso de transformación de los paragolpes de vehículos de desguace en resina de plástico en bruto apta para su reutilización. Esta nueva tecnología es la primera que permite reciclar al mismo tiempo parachoques usados de distintos fabricantes. Además, incorpora un proceso automático de eliminación de los componentes metálicos que mejora sustancialmente la eficacia de reciclaje.


Mazda se convirtió en marca pionera del reciclado cuando empezó a procesar los paragolpes usados de los vehículos que, al final de su vida útil, recogía su red de concesionarios de Japón. La nueva tecnología permite reciclar parachoques de cualquier tipo y marca, lo cual elimina la necesidad de disponer de sistemas de recogida independientes de cada fabricante. Igualmente, combina todos los pasos del reciclaje, desde la trituración de los parachoques usados hasta la producción de materias primas recicladas, en un único proceso automatizado. Estas innovaciones suponen un avance importante para la industria.


Hasta ahora los materiales no deseados, por ejemplo los elementos metálicos, debían desmontarse a mano antes de proceder a la inspección visual de los paragolpes. Estos dos procesos, muy intensivos en cuanto a mano de obra, eran además un obstáculo para incrementar la eficacia. Mazda solventó esta dificultad desarrollando tecnologías de automatización de los procesos, en colaboración con Satake Corporation, una empresa de Hiroshima (Japón). Una vez que las piezas se trituran, una máquina similar a las que se emplean para separar contaminantes del cereal en grano retira los trozos metálicos; para ello, agita los gránulos y hace circular una corriente de aire a presión a través de ellos. De este modo aumenta la eficiencia de forma notable.


La nueva tecnología de Mazda resuelve también otra limitación de los métodos anteriores: la composición de los plásticos de polipropileno y las propiedades adhesivas de la pintura varían considerablemente en función de la edad del vehículo y del fabricante. En los sistemas anteriores, esta variación obligaba a tratar por separado los distintos tipos de paragolpes, mientras que la nueva tecnología de Mazda permite su reciclado simultáneo. El nuevo proceso emplea una máquina amasadora similar a las empleadas para procesar alimentos o productos químicos tales como caucho y plásticos. La máquina permite igualmente eliminar de manera muy efectiva los restos de pintura, con total independencia de la composición del plástico o las propiedades de la pintura, y sin necesidad de calentar el plástico.


En el futuro, Mazda continuará desarrollando tecnologías innovadoras de reciclaje. Todo ello forma parte de su esfuerzo para contribuir a un futuro sostenible.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche