Noticia

Tecnología de prevención

Ampliar

28 de abril, 2009

Citroën es una de las marcas más concienciadas en materia de seguridad preventiva, uno de los factores que más decididamente pueden contribuir a disminuir la siniestralidad en las carreteras.

Citroën es una de las marcas más concienciadas en materia de seguridad preventiva, uno de los factores que más decididamente pueden contribuir a disminuir la siniestralidad en las carreteras.

Un estudio publicado por el RACC sobre la distracción de los conductores demuestra que un tercio de los accidentes de tráfico con victimas son causados por despistes al volante. El informe concluye que las distracciones producidas por actividades como comer, fumar, encender la radio o manejar el navegador constituyen, junto al exceso de velocidad, las causas de los principales accidentes de tráfico.


En este sentido, Citroën incorpora en sus vehículos diversos equipamientos que permiten no bajar la guardia mientras conduce, minimizando el riesgo de distracción. Así, los C4, C5 y C6 pueden dotarse de alerta por cambio involuntario de carril, que avisa al conductor mediante una vibración en el asiento cuando el vehículo supera una línea indicadora de carril si no se ha activado el intermitente y la velocidad supera 80 km/h.

Este equipamiento fue objeto de un informe de FITSA (Fundación para el Instituto Tecnológico para la Seguridad del Automóvil), cuyas conclusiones indicaban que si fuese incorporado en todos los vehículos se evitarían en España al menos 225 víctimas mortales en carretera. El informe concluía que la alerta de cambio de carril “es uno de los dispositivos con un futuro más abierto en la lucha contra los accidentes de tráfico”.


Otras de las innovaciones tecnológicas enfocadas a la seguridad que incorporan los Citroën son la pantalla virtual del C6, que permite proyectar los datos de conducción sobre el parabrisas, evitando desviar la vista de la carretera, o los mandos centralizados en el volante de los C4, C5 y C6.


La velocidad, segunda causa de accidentes de tráfico, también es un factor que Citroën tiene en cuenta a la hora de diseñar equipamientos para la seguridad en sus vehículos. Buena prueba es el limitador y regulador voluntario de velocidad, que permite al conductor definir la velocidad que no desea sobrepasar. También la ayuda a la frenada de urgencia AFU, que acciona un segundo pistón, además del principal, generando una presión extra sobre los frenos para acortar la parada.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche