Noticia

Sube la gasolina en Semana Santa: ¿cuánto me costará llenar el depósito?

Ampliar

11 de abril, 2019

Desde principios de año, quien tiene un coche de gasolina se gasta unos 7 euros más de media por llenar el depósito. El conductor de un diésel también se deja casi 6 euros más.

Los nuevos impuestos sobre hidrocarburos y el repunte del barril de petróleo propiciarán que las mini vacaciones de Semana Santa de muchos conductores sean un poco más caras. Y es que el precio de la gasolina continúa escalando, habiendo superado ya la cota de los 1,30 euros por primera vez desde el pasado noviembre… Recordemos que la DGT prevé para estos días nada menos que 15,5 millones de desplazamientos.

Diésel o gasolina: ¿qué comprar?

En concreto, el precio medio del litro de gasolina ha encadenado esta semana su decimotercera subida consecutiva, tras repuntar un 1,23% para situarse en los 1,307 euros, según datos del Boletín Petrolero de la Unión Europea recogidos y publicados por Europa Press. Por su parte, el litro de gasóleo también ha vuelto a retomar las subidas, después de que hace dos semanas cortase la tendencia alcista que venía registrando desde comienzos de enero. El diésel ha subido un 0,32%, con un precio de 1,232 euros el litro.

Ambos carburantes entraron a principios de año en una tendencia alcista con la que rompían una espiral a la baja que había llevado a un abaratamiento del 13% en el caso de la gasolina y de más del 12% en el del gasóleo desde los máximos que alcanzaron en octubre. Desde el pasado 1 de enero entró en vigor el denominado ‘tipo especial’ único, la nueva fiscalidad que grava el consumo de hidrocarburos y que fue regulada por el anterior Gobierno del PP en los PGE de 2018, lo que ha provocado una subida de los P.V.P. de la gasolina y del gasóleo de 10 y 22 céntimos por litro, respectivamente, según datos de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC).

Operación Salida Semana Santa 2019: cómo evitar atascos y multas

Desde principios de 2019 se integraron los dos tramos del antiguo Impuesto de Ventas Minoristas de Determinados Hidrocarburos (IVMDH), el ‘tramo autonómico’ (que oscilaba entre cero y 4,8 céntimos de euro por litro y cuya cuantía decidía cada comunidad) y el ‘tramo estatal’ (que ascendía a 2,4 céntimos de euro por litro) en un único impuesto. Este nuevo gravamen, denominado ‘tipo especial’, se elevó a 7,2 céntimos de euro por litro y se aplica por igual en toda la Península y Baleares, tal y como informa Europa Press. Según el regulador, el impacto de esta modificación impositiva es que, a pesar de que los precios antes de impuestos disminuyeron, se produjo un aumento de los precios de venta al público.

Más de 6 euros de media por llenar el depósito desde enero de 2019

El diésel se sitúa en los 1,23 €/l, mientras que el precio de la gasolina asciende ya a los 1,30 €/l.

El diésel se sitúa en los 1,23 €/l, mientras que el precio de la gasolina asciende ya a los 1,30 €/l.

Ampliar

Con los actuales precios, el llenado de un depósito medio de gasolina de 55 litros cuesta 71,89 euros, unos 7 euros más que a principios de año, mientras que en el caso del gasóleo asciende a 67,76 euros, unos 5,6 euros más que al inicio de 2019.

La subida en los precios de los carburantes desde principios de año viene también acompañada de un incremento en los precios de la cotización del petróleo. Este jueves, el barril de crudo Brent, de referencia en Europa, cotizaba por encima de los 71 dólares, casi dos dólares más que hace una semana, mientras que el Texas americano se intercambiaba por algo más de 64 dólares, también dos dólares más que hace siete días.

La gasolina es más barata en España que en la media de la UE y la zona euro, donde el precio medio de venta al público del litro de combustible Euro-Súper 95 se sitúa en 1,433 euros y 1,474 euros, respectivamente, mientras que el litro de gasóleo cuesta de media 1,351 euros en la UE y 1,345 euros en la eurozona.

El menor nivel de precios finales con respecto a los países del entorno se debe a que España, pese a las subidas del IVA, a los mayores impuestos y a los gravámenes al biodiésel, sigue contando con una menor presión fiscal, en general, que la media comunitaria.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad.

Guarda mi nombre y correo electrónico en este navegador para la próxima vez que comente.

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche