Sube el precio de los coches

Según el INE, también se encarecieron los repuestos y accesorios de mantenimiento. Además, ANFAC sostiene que con la Ley de Distribución se producirá un nuevo incremento en el importe de los vehículos, ya que aumentarán los costes de comercialización.

Durante el pasado mes de junio, los precios de los coches subieron una décima, de forma que en los seis primeros meses del presente año, acumulan un incremento del 1,1%.

De esta forma, reúnen un aumento interanual del 3,5%, por encima de la inflación, que se situó al cierre de junio en el 3,2%, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE).

Además, los repuestos y accesorios de mantenimiento se encarecieron un 0,5% el mes pasado y ya experimentan una subida anual del 3,2%, mientras que el aumento en el primer semestre de 2011 se sitúa en el 1,3%.

Pese al descenso del 0,7% contabilizado en los precios de carburantes y lubricantes, estos productos acumulan una subida del 7,7% entre enero y junio, y el crecimiento anual llega al 14,6%.

Polémica con la Ley de Distribución

En relación con la subida de los precios de los vehículos, la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (ANFAC) ha mostrado su preocupación sobre el Proyecto de Ley de Distribución, que actualmente se encuentra en trámite parlamentario. Según indican, si algunas enmiendas prosperan, éstas sólo beneficiarían a los propietarios de los concesionarios, lo que supone un blindaje para los accionistas de las instalaciones y un perjuicio para sus empleados.

Además, afirman que habrá consecuencias negativas para el mercado, el consumidor, la calidad del servicio de venta e incluso para otros sectores económicos.

En este sentido, los fabricantes de vehículos sostienen que con esta ley se podría producir un alza en los precios de los coches, ya que obligará a hacer elevadas provisiones por indemnizaciones. Al ocurrir esto, aumentan los costes de comercialización.

La respuesta por parte de la Federación de Asociaciones de Concesionarios de Automoción (Faconauto) no se ha hecho esperar y mantienen que la Ley traerá consigo una reducción de los precios.

Aspectos que preocupan a los fabricantes:

–          La posibilidad que establece el texto del traspaso del negocio por parte del concesionario sin autorización de la marca. Imponer por ley, al fabricante, la obligación de soportar una cesión de su contrato y, por lo tanto, el derecho a usar su marca por cualquier tercero, que podría ser incompetente o insolvente, resulta intervencionista y contrario a las normas actualmente vigentes en la Unión Europea.

–          Indemnización. El Proyecto establece unos baremos que dan como resultado unas indemnizaciones muy superiores a las que se establecen en cualquier país europeo, como Francia o Alemania. En Europa, salvo Bélgica, no existe ninguna ley de distribución.

Las indemnizaciones deben fijarlas los jueces, amparándose en la jurisprudencia existente, sin que deba existir un tope máximo o mínimo para establecerlas.

–          La aplicación de la Ley a todos los contratos. La Ley que finalmente salga del Congreso de los Diputados no se debería aplicar a los contratos antiguos, ni a las renovaciones, ni prórrogas de los que están en vigor actualmente, ya que crearía incertidumbre e inseguridad jurídica.

Carolina Valencia.

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

* He leído la Política de privacidad

Tus datos serán incorporados en las bases de datos de Autocasión para gestionar los envíos de comunicaciones. Más información en la Política de privacidad

Comenta este artículo

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba