Noticia

Este Jaguar D-Type podría alcanzar los 7 millones

30 fotos

Ampliar

27 de enero, 2020

El Jaguar D-Type fue en su día prácticamente un coche de competición matriculable. Con las victorias en Las 24 Horas de Le Mans como reclamo, fue uno de los deportivos más exclusivos de su época. Este ejemplar podría alcanzar una cifra récord en la subasta que se celebrará este febrero en París.

Jaguar es una de las marcas de moda entre los coleccionistas, junto con Ferrari, Porsche y Alfa Romeo. Las cotizaciones de sus modelos más carismáticos no paran de subir y entre ellos destacan los D-Type y las versiones especiales de los E-Type de competición.

El lanzamiento del motor XK de Jaguar hizo que la compañía tuviese una de las mejores mecánicas del mundo en su catálogo. Si a un motor con unas prestaciones formidables le sumamos la ventaja abismal que proporcionaban los frenos de disco, el resultado es que la marca británica era el rival a batir en la mayoría de competiciones a mediados de los años cincuenta y el Jaguar D-Type era el máximo exponente de sus mejores cualidades.

En febrero se subastará en París la unidad número 7 fabricada, el D-Type con número de chasis XKD 520 que fue entregada en junio de 1955 a Jack Bryson, importador de Jaguar en Australia, donde participó en numerosas carreras con Bib Stillwell a sus mandos.

La historia del Jaguar D-Type XKD 520

Este ejemplar participó en numerosas carreras en su época.

30 fotos

Ampliar

Tras alzarse con el campeonato de Bathurst Road Racing Championship de 1956, este Jaguar D-Type fue adquirido en sociedad por la Australian Motorists Petrol Company y el popular Jack Davey, quienes tenían pensado participar en numerosas competiciones en las temporadas del 57 y 58. Por desgracia, el coche sufrió un accidente durante su transporte y los planes se truncaron, poniéndose a la venta.

En 1958 fue adquirido por Frank Gardner, quien lo reparó y participó en un par de carreras para ponerlo en venta de nuevo ese mismo año. Su motor, ya agotado por una vida en competición, fue reemplazado por un nuevo 3.8 litros de fábrica.

A lo largo de sus 65 años de historia, este Jaguar D-Type ha pasado por numerosas manos, entre ellas algunas famosas como las del piloto ganador de Le Mans Richard Attwood, quien se lo vendió a su actual propietario en 2014.

Una vez más, este Jaguar D-Type cambiará de manos y los expertos de RM Sotheby´s esperan que roce los siete millones de euros en la subasta que celebrarán en París.

Ver información de los modelos

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche