Stoner domina de principio a fin una carrera marcada por los neumáticos

Stoner logró la victoria con absoluta claridad en el complicado circuito californiano de Laguna Seca, donde una vez más los neumáticos Michelin no permitieron a sus pilotos luchar contra los calzados con Bridgestone

Stoner logró la victoria con absoluta claridad en el complicado circuito californiano de Laguna Seca, donde una vez más los neumáticos Michelin no permitieron a sus pilotos luchar contra los calzados con Bridgestone

Casey Stoner (Ducati Desmosedici) dominó de principio a fin el Gran Premio de Estados Unidos de MotoGP, que se disputó en el circuito de Laguna Seca y que estuvo marcado por las carencias de los neumáticos en algunos de los pilotos punteros, como fue el caso de Dani Pedrosa (Honda RC 212 V) y Valentino Rossi (Yamaha YZR M 1).

Stoner rompió además con el maleficio que desde hace doce grandes premios perseguía al autor de la “pole position” en MotoGP, pues hasta hoy nunca había ganado el piloto más rápido de entrenamientos, pero hoy se encargó el australiano de conseguirlo y, además, de una forma clara y contundente, pues si bien el más rápido en la salida fue Dani Pedrosa, tardó muy poco en superarlo su rival y líder de la clasificación provisional del mundial, que a partir de ese momento imprimió un ritmo inalcanzable para ninguno de sus rivales. Casi se puede decir que, desde ese momento y hasta el final, el dominio de Casey Stoner fue total y absoluto, literalmente un paseo triunfal para el piloto de nuestras Antípodas, que suma seis victorias en la presente temporada, al que no se pudo ni acercar su más inmediato rival hoy, el también australiano Chris Vermeulen (Suzuki GSV RR).

Los tres primeros clasificados de la carrera de MotoGP en Laguna Seca fueron pilotos de Bridgestone, la fábrica japonesa de neumáticos que en las condiciones actuales, con fuerte calor, se está mostrando mucho más efectiva que la francesa Michelin, cuyos pilotos hoy sufrieron más de lo previsto para poder conseguir un buen resultado y el primero de ellos, en el cuarto lugar, fue ni más ni menos que el siete veces campeón mundial italiano Valentino Rossi, que sufrió lo indecible para atravesar la línea de llegada en esa posición. Antes de que Stoner superase a Pedrosa, se produjo un hecho significativo en la curva de final de recta, cuando Nicky Hayden (Honda RC 212 V) intentó recuperar su sitio en la trazada al entrar un poco forzado y en ese movimiento se topó con la Suzuki GSV RR del estadounidense John Hopkins, que se fue irremisiblemente por los suelos y aunque continuó, lo hizo con problemas que le acabaron relegando a la decimoquinta plaza final, si bien para el campeón del mundo fue peor, ya que aunque continuó, su moto había resultado dañada en el contacto con su oponente y tuvo que retirarse pasado el ecuador de la competición.

Por delante, Stoner superó a Pedrosa, se marchó en busca de la victoria y nadie le pudo plantar cara. En tanto, el piloto español no pudo aguantar el ritmo de cabeza, tuvo que conservar el neumático trasero para acabar la carrera y eso permitió a Chris Vermeulen superarle en primera instancia para lograr una cómoda segunda plaza, y poco después también lo hicieron los italianos Marco Melandri (Honda RC 212 V), protagonista de una excepcional carrera, y el italiano Valentino Rossi. Melandri sufrió un fuerte accidente el sábado que incluso hizo temer por su participación en la carrera, pero el piloto todo pundonor supo luchar por acabar en el podio, aunque reconoció que en los últimos giros tuvo que hacer grandes esfuerzos para conseguir engranar las marchas de su Honda RC 212 V.

Carlos Checa (Honda RC 212 V) llegó a rodar en la décima posición, pero con el paso de las vueltas fue cediendo terreno por el rápido desgaste de sus neumáticos Dunlop y acabó decimocuarto la carrera estadounidense.

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

Comenta este artículo

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba