Noticia

Sordo recuerda que Loeb de momento es ‘el jefe’ y también ‘intocable’

Ampliar

26 de marzo, 2006

El cántabro elogió a Loeb y este dijo estar sorprendido por el gran papel de Sordo

El cántabro elogió a Loeb y este dijo estar sorprendido por el gran papel de Sordo

Salou (Tarragona), 26 mar (EFE).- El español Dani Sordo (Citroen Xsara), que hoy ha logrado el primer podio de su carrera a los mandos de un WRC al ser segundo en el Rally Catalunya-Costa Daurada, ha admitido que las ordenes de equipo le impidieron presionar algo más a su compañero Sébastien Loeb. «El jefe es el jefe y es intocable. Además, era muy difícil pillarle», comentó Sordo sobre Loeb, que al final le ha sacado 48.2 en la clasificación general. Con la orden clara de no importunar demasiado al galo y conservar la segunda plaza, el piloto cántabro ha corrido la última etapa «sin tomar riesgos», lo que en su opinión lo ha hecho todo más difícil, «porque al conducir más despacio y sin tanta tensión se puede perder la concentración». Dani Sordo explicó que tras subir por primera vez al podio está «en una nube» y que la segunda plaza es «aún más especial», al haberla conseguido ante su afición en un rally como el de Cataluña. «Ahora el objetivo es acabar el Rally de Córcega entre los cinco primeros aunque, cuanto más nos damos, más queremos», señaló Sordo quien añadió que, en cualquier caso, «la victoria aún queda un poco lejos».


Por su parte, Sébastien Loeb, se ha mostrado sorprendido por lo bien que lo ha hecho el español durante este fin de semana. «La verdad es que me ha obligado a atacar hasta el final. Para ser su primer rally sobre asfalto ha ido muy deprisa», destacó. El piloto francés se mostró «especialmente satisfecho» de haber conseguido su segunda victoria consecutiva -venía de ganar en México- y poder distanciarse un poco más de su máximo rival, el finlandés Marcus Grolhom (Ford Focus), de quien ahora le separan nueve puntos en la clasificación del Mundial. «Visto lo que ha pasado aquí, creo que Córcega será un rally durísimo, con tres o cuatro posibilidades de victoria como Sordo, Gronholm o (Xevi) Pons, porque aunque Citroen sigue siendo muy competitivo sobre asfalto, Ford ha demostrado en esta prueba que también lo es», advirtió el campeón del mundo. Gronholm también ha dado por buena su tercera plaza final. «Después de los problemas que tuvimos el viernes (una avería en el turbo que le hizo perder más de dos minutos y medio respecto a Loeb), creía que como mucho seríamos cuartos, pero al final hemos logrado el tercer puesto y seis puntos más para Ford», concluyó el piloto galo.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche