Noticia

Sólo un 8% de los conductores antepondría comprar un vehículo nuevo a un usado por miedo al contagio

Ampliar

30 de junio, 2020

El 60% de las compras de usados son entre particulares sin garantía técnica ni higiénica.

Sólo un 8% de los conductores antepondría la compra de un vehículo nuevo a uno de ocasión como medida de prevención y seguridad frente a un posible contagio, según los datos de la encuesta ‘El VO en la nueva normalidad’, realizada por Sumauto, especialista en portales verticales de automoción que agrupa Autocasión y AutoScout24, entre otros.

Estos muestran cómo el VO es percibido como una solución de movilidad sin riesgos, sobre todo cuando se trata de comprar a un profesional, pues en el caso de un particular existe alguna que otra reticencia, ya que un 15% de los conductores evitaría hacerse con un vehículo usado de un particular por miedo al contagio. En la actualidad, el 60% de las compras de vehículos de segunda mano se realiza precisamente entre particulares sin la garantía técnica e higiénica que certifica un vendedor profesional.

El informe evidencia que, en un escenario postcovid y en lo que concierne a la adquisición de un vehículo de segunda mano, la seguridad sanitaria puede ser un detonante para cambiar a quién y dónde comprar, pero no cómo hacerlo. De hecho, solo dos de cada diez harían toda la transacción de compra de un coche online para esquivar la interacción física propia de la visita a un concesionario y así evitar cualquier riesgo de transmisión.

Además, la seguridad actuará también como inductor de cambios en nuestra tradicional forma de movilidad y, por tanto, como dinamizador del mercado. La prueba está en que dos de cada tres recomendarían a sus mayores que utilizaran el coche antes que el transporte público para sus desplazamientos. Y, en el otro extremo de la pirámide, los niños: casi el 70% de los encuestados con hijos preferiría llevarlos en su vehículo al colegio, en lugar de utilizar la ruta, el metro o el autobús.

Además, el factor prevención puede ser una baza añadida a jugar por los vendedores profesionales para ofrecer al conductor servicios que eviten riesgos, como la entrega del vehículo en la puerta del domicilio. En concreto, la mitad de los conductores aprovecharía esta oportunidad si así se la brindan, aunque en la mayoría de los casos lo haría por comodidad, pues ahorrarse una visita no parece determinante para comprar en ese establecimiento como sí lo es, por el contrario, el precio.

El plan de ayudas impulsa el interés por adquirir un coche

La economía explica precisamente que para el 73% de los consultados el plan de ayudas sea un acicate para llevar adelante su compra en los próximos meses. No en balde el 55% se planteaba adquirir un coche a lo largo del mes de junio, lo que supondría un impulso a esa demanda retenida que Faconauto cifra en el 20%.

Y, entre las preferencias, tres de cada cuatro conductores tienen en mente hacerse con un usado, de los cuales un 46% ve en esta alternativa su única opción viable, mientras que un 30% puede decantarse indistintamente por un VO o un VN. Se consolida así la tendencia del mercado: por cada nuevo que se compra, se adquieren 1,7 de ocasión.

Según Nicolás Cantaert, director general de Sumauto, “los concesionarios y compraventas deben aprovechar la oportunidad que la crisis sanitaria les brinda para posicionar el VO como una alternativa de movilidad segura y hacer valer la garantía sanitaria y la técnica del profesional frente a los particulares. Ahora bien, sin olvidar la otra crisis, la económica, donde el vehículo usado se erige como una solución de movilidad a buen precio. Y donde las promociones deben ser ese gran aliado para arañar una parte del mercado a esas compras que son más baratas pero se realizan completamente a ciegas”.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche