Skoda de GLP

La firma checa entrega a directivos de la energética española 7 unidades del Superb adaptadas al GLP.

Los Directores Territoriales de Gas de la energética española Repsol conducirán a partir de ahora vehículos Skoda Superb 1.8 TSI de 160 CV transformados para utilizar AutoGas (GLP automoción) o gasolina sin plomo, indistintamente. Esta colaboración entre Skoda y Repsol se enmarca en la voluntad de ambas compañías de impulsar el uso de motorizaciones más ecológicas a través del empleo de combustibles alternativos como el AutoGas. Dicho combustible genera una cantidad significativamente menor de CO2, reduce el óxido de nitrógeno entre un 70 y un 90%, y reduce de forma considerable el coste por km.


La entrega de los 7 vehículos se realizó el pasado viernes 24 de julio en Banher Motor, concesionario Skoda en Madrid, y a ella asistieron directivos de ambas compañías. Entre otros Iñaki Nieto, Director de Skoda, Oscar Fresnillo, Gerente de Banher Motor y Aurora Gómez Cuevas, Directora de Desarrollo de Negocio y Marketing de GLP España de Repsol.


Los trabajos realizados en los Superb 1.8 TSI para que funcionen indistintamente con gasolina o AutoGas han consistido en la instalación del depósito de gas en el espacio reservado a la rueda de recambio, por lo que los vehículos entregados a Repsol incorporan kit antipinchazos. Este depósito tiene una capacidad de 75 litros de gas que permite una autonomía de unos 500 km. Esto, sumado a los 60 litros de gasolina que caben en el tanque tradicional, permiten una autonomía total de unos 1.250 km.


El Superb no es el único vehículo de la marca que se ha modificado para utilizar AutoGas, ya que el Octavia también dispone de una versión similar. Las diferencias con respecto a éste residen en que la boca de carga de gas está situada junto a la de la gasolina y, por tanto queda cubierta por la misma tapa, lo que añade practicidad.


En la actualidad, el grupo Repsol cuenta con 30 estaciones de servicio que suministran AutoGas, y prevé tener 20 más antes de que finalice 2009. Además, grandes clientes empresariales, como flotas comerciales y de distribución, autoescuelas, asociaciones del taxi, etc, utilizan puntos particulares de suministro o “skids”, de los que operan actualmente en España unos 200. Por su parte, Skoda comercializa desde 2008 el Octavia propulsado por GLP, del que se han vendido más de 150 unidades.

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

Comenta este artículo

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba