Noticia

El nuevo método de contabilización de la DGT eleva a 2.060 las víctimas en 2011

Ampliar

12 de noviembre, 2012

El número definitivo de víctimas mortales en accidentes de tráfico ascendió en 2011 a 2.060 personas después de contabilizar los fallecidos en el momento del siniestro o en los treinta días posteriores al mismo tanto en casco urbano como en carretera, 581 más del balance provisional hecho público en enero.

Así lo ha detallado la directora de Tráfico, María Seguí, en la Comisión de Seguridad Vial del Congreso de los Diputados en la que ha destacado que la cifra de siniestralidad del pasado año supone un descenso del 13% con respecto a 2010.

Seguí ha ofrecido el balance de siniestralidad completo tras computar el número de fallecidos en carretera un mes después de ocurrir el accidente y no con las cifras habituales de víctimas mortales a 24 horas del siniestro y que excluyen a los fallecidos en zona urbana y a los que fallecen días después.

La citada cifra definitiva supone 581 víctimas más que el balance provisional ofrecido el pasado mes de enero que era de 1.479 y suponía que por primera vez desde hace cincuenta años la siniestralidad en las carreteras no había superado los 1.500 fallecidos.

De las 2.060 fallecidos en los 83.027 accidentes registrados, 1.603 personas perdieron la vida en siniestros en carreteras y 457 en vías urbanas. Además, más de la mitad de las víctimas, el 58 por ciento, eran conductores y del total de fallecidos 1.598 fueron hombres y 457 mujeres, de los cuales más de la mitad tenían más de 45 años.

El RACE alaba el nuevo sistema estadístico de la DGT

El Real Automóvil Club de España (RACE) ha alabado el nuevo criterio estadístico de la DGT sobre mortalidad en accidentes de tráfico por ajustarse mejor a la realidad, dijo el director de Seguridad Vial de este club automovilista, Tomás Santa Cecilia.

Este resultado es fruto de contabilizar los fallecidos en el momento del siniestro o en los treinta días posteriores al mismo, tanto en casco urbano como en carretera. Santa Cecilia declaró que esta forma de contabilizar debía estar ya vigente desde 2008 y añadió que unos datos del Ministerio de Sanidad, del Instituto Nacional de Estadística (INE) y de los propios atestados policiales ofrecen todas las garantías.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad.

Guarda mi nombre y correo electrónico en este navegador para la próxima vez que comente.

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche