Noticia

Seat Ibiza, un coche de película

Ampliar

02 de enero, 2015

El Seat Ibiza lleva treinta años circulando por las carreteras y, según afirma Alan Salvadó, se ha convertido en un referente para el mundo audiovisual. El profesor de historia del cine en la Universidad Pompeu Fabra y en la escuela de cine ESCAC ha destacado “que no sólo ha sido un coche que ha aparecido en la cinematografía española, sino que también se ha extendido a otras cinematografías europeas como la francesa o la italiana”.

Historias del Kronen, Carne trémula o El mito de Bourne son algunas de las más de 500 producciones nacionales e internacionales en las que ha aparecido el Seat Ibiza. Para Salvadó, la utilización del Seat Ibiza en el mundo audiovisual responde a que “al ser un coche con una vida tan longeva, es lógico que acabe creando cierta empatía, no sólo entre los conductores, sino en la propia sociedad”.

El vínculo entre automóvil y cine viene de lejos. Nació hacia los años 70 de la mano de las road movies americanas. En aquella época, la voluntad de romper con lo establecido hizo que empezara a cultivarse el mito del viaje, de la carretera y, por extensión, del coche. Fue precisamente en estos años cuando los vehículos comenzaron a considerarse un objeto fetiche y a tomar un simbolismo hasta entonces poco conocido.

Con el paso del tiempo, según Salvadó, el poder icónico del coche se ha ido transformando. “En algunas películas de acción, de aventura, el protagonista ve en el automóvil aquello que los héroes antiguos encontraban en su caballo o en su espada; es decir, el coche se convierte en un gran elemento al alcance del héroe para cumplir su misión”, afirma.

En clave española, la vinculación entre coche y cine nace con el Seat 600. El propio Salvadó explica que “ese vehículo encarnaba la representación de una época en la que España estaba cambiando, y se convirtió en el referente de la clase media española”.

A este profesor universitario le resulta difícil definir qué papel tendrá el automóvil en el lenguaje audiovisual del futuro, aunque tiene claro que siempre se asociará con valores como la modernidad y el progreso. “Podríamos decir que el cine se ha convertido en una especie de catálogo de imágenes de lo que puede ser el coche del futuro”, concluye.

Ver información de los modelos

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche