Seat anuncia paros de producción

La filial de Volkswagen ha presentado un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) temporal que afectará a 750 trabajadores hasta diciembre y a unos 500 entre enero y julio de 2009, mientras ha propuesto dos paros de varios días en la producción que enviarían a casa a otros 3.900 trabajadores.

La empresa Seat ha presentado un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) temporal que afectará a 750 trabajadores hasta diciembre y a unos 500 entre enero y julio de 2009, mientras ha propuesto dos paros de varios días en la producción que enviarían a casa a otros 3.900 trabajadores.

La empresa Seat ha presentado un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) temporal que afectará a 750 trabajadores hasta diciembre y a unos 500 entre enero y julio de 2009, mientras ha propuesto dos paros de varios días en la producción que enviarían a casa a otros 3.900 trabajadores.

En total, la aplicación del ERE temporal y los paros de producción afectarían a unos 4.700 trabajadores de las plantas de Martorell y Zona Franca, dado que algunos empleados podrían verse incluidos en ambos.


El presidente del comité de empresa de Seat , Matías Carnero, explicó que la dirección ha presentado esta mañana su propuesta a los sindicatos, después de que durante la última semana ambas partes intentaran negociar, sin éxito, un ajuste de producción que implicaba reducir la fabricación en unos 21.000 coches y afectaba a unos 6.000 empleados.


Ante la falta de acuerdo, la empresa ha decidido plantear un ERE temporal y dos paros de varios días debido a “la caída generalizada de ventas en sus principales mercados”, según un comunicado, medidas que ya ha empezado a estudiar el comité de empresa, que dispone de quince días para presentar las alegaciones que considere pertinentes.


Según informaron fuentes de la compañía y los sindicatos, el ERE afectaría a 750 trabajadores diarios entre el 3 de noviembre y el 31 de diciembre de este año, mientras que de enero a julio de 2009 la compañía mandaría diariamente a casa a unos 500 empleados.


Seat prevé además suspender cinco días (el 10, 17 y 24 de noviembre y el 22 y 23 de diciembre) la producción de la línea 1, que fabrica el nuevo Ibiza, lo que afectaría a 1.980 trabajadores cada día.


Durante quince días de noviembre y diciembre, también se paralizaría la línea 2, que produce el Altea y el León, por lo que se enviarían a casa a otros 1.969 trabajadores del ámbito de fabricación.


La filial de Volkswagen ha explicado en un comunicado que, “ante la caída generalizada de ventas en sus principales mercados”, se ha “visto en la necesidad” de reducir la producción de su planta de Martorell para adecuarla a la situación actual de dichos mercados, en los que, por el momento, “no se prevé una reactivación económica a corto plazo”.


“El ajuste de producción previsto hasta finales de año representa una bajada productiva de un 5% en relación a la planificación inicial”, ha explicado la compañía, que ha subrayado que el descenso de ventas en los principales mercados en los que opera la marca, en particular en España, es un hecho ajeno a la empresa, que ha debido ejercer su “responsabilidad” para asegurar su “viabilidad futura”.


La dirección de Seat propuso el pasado martes a los sindicatos un ajuste de producción que implicaba reducir la producción en unos 21.000 coches y afectaba a unos 6.000 trabajadores, aunque la oferta fue rechazada por los sindicatos porque excedía la bolsa de horas, un mecanismo de flexibilidad laboral que se introdujo en Seat para afrontar los “vaivenes del mercado”, pero no para hacer frente a un ’crack’ bursátil.


El pasado día 9 de septiembre la dirección de Seat y los sindicatos ya acordaron una reducción de la producción de unos 300 coches al día.

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

Comenta este artículo

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba