Noticia

Se vende un Toyota GR Supra completamente calcinado ¿Te lo comprarías?

10 fotos

Ampliar

01 de junio, 2020

En la web Copart se puede encontrar a la venta una unidad del nuevo Toyota GR Supra cuyo estado de conservación dista mucho de ser el que era cuando salió del concesionario.

Somos conscientes de que la llegada del GR Supra fue importantísima no solo para Toyota, sino también para los amantes de los deportivos. Tampoco vamos a escondernos y afirmar lo encantados que estuvimos de poder probarlo durante la presentación realizada hace poco más de un tanto por el Circuito del Jarama como por los alrededores de la Comunidad de Madrid. Sin embargo, por muy entusiasmados que estuviéramos al bajarnos, nos parece exagerado que alguien vaya a comprar la unidad que Copart ha puesto a la venta.

Te puede interesar: Primera prueba del Toyota GR Supra: regreso por todo lo alto

Y es que la web norteamericana de compraventa de vehículos de segunda mano publicó el pasado 14 de mayo un anuncio con un Toyota GR Supra como protagonista ¡completamente calcinado! Pese a las exclamaciones, lo cierto es que tampoco debería sorprendernos pues no es la primera vez que Copart pone un vehículo de estas características a la venta, sin especificar los motivos de su calcinamiento.

No hay ni una sola parte del vehículo que pueda aprovecharse.

10 fotos

Ampliar

Lo más curioso de este GR Supra venido a menos y localizado en San José, California, es que como reza el tablón no hay ni una sola parte del vehículo que pueda tener algún tipo de valor monetario. Básicamente se trata de un amasijo de hierros y cables del que poco provecho se puede sacar. De hecho, quien finalmente se atreva a comprarlo, si es que alguien lo hace porque a día de hoy todavía no ha recibido ni un solo centavo (recuerda que está a la venta en Estados Unidos) como oferta, le acabará costando más si cabe el transporte en la grúa que en comprarlo.

La otra duda que nos ronda la cabeza es saber qué le paso a este GR Supra para acabar en tan deplorable estado de conservación. Lo único que nos queda claro es que el golpe no fue suave para nada. Al menos esperamos que su propietario saliera ileso del percance.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche