Noticia

Se salta la cuarentena con su superdeportivo… y el karma le castiga

Ampliar

13 de abril, 2020

Un conductor adinerado decidió saltarse la cuarentena con su deportivo en Nueva York. El karma le ha castigado con un accidente que lo ha dejado inservible.

La cuarentena nos está dejando imágenes de calles y carreteras vacías que solo habíamos podido ver en alguna película apocalíptica. Muchos habremos fantaseado con coger el coche y darnos una vuelta en esas vías desérticas que nos permiten olvidar el atasco diario que sufrimos en nuestra vida cotidiana. No obstante, nuestro sentido común, el respeto a los demás y al estado de alarma en el que nos encontramos nos lo impiden.

Especial #QuédateEnCasa: los contenidos de motor más entretenidos para pasar la cuarentena

Sin embargo, no es el caso de todos. Hay algunos que están aprovechando el confinamiento obligatorio para sacar a pasear a sus superdeportivos y aprovechar las calles vacías como si de un circuito se tratara.

Esto es lo que le ha pasado a Ben Chen, un conocido coleccionista de automóviles de altas prestaciones de Nueva York, que se ha saltado a la torera la cuarentena para conducir a alta velocidad uno de sus exclusivos superdeportivos. Se trata de un Gemballa Mirage GT, una versión superexclusiva que toma como base el Porsche Carrera GT y que está valorada en más de 700.000 euros.

Deportivo castigado por el karma

Chen decidió “darle zapatilla” a su Gemballa Mirage GT por un Manhattan desierto, pero el karma le tenía preparada una desagradable sorpresa (para él) que ha hecho a más de uno esbozar una sonrisa con el significado de “te está bien empleado”.

En un vídeo, tomado por una cámara de seguridad, se puede ver como el Gemballa Mirage GT que pilota Chen, que circula a una velocidad superior a la permitida, pierde el control y termina colisionando con un par de coches que se encuentran aparcados en la calle. Resultado: el coche de Chen, destrozado.

View this post on Instagram

WTF 🙃🙃 #porsche

A post shared by Exotics Vs Classics (@speedtimers) on

Tras el choque, Chen intenta abandonar del lugar de los hechos, para evitar que las autoridades lo detuvieran, y en su huida, aparte de saltarse un semáforo en rojo, se puede apreciar como pierde parte de la carrocería y se le pincha una rueda. Finalmente, según los medios locales, fue detenido por la policía que, suponemos, al menos le castigará con una buena multa por su irresponsabilidad.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche