Noticia

Se libra de pagar 3.000 euros en multas por no ser avisado ni poder modificar su conducta

Ampliar

06 de mayo, 2020

Un conductor se ha librado de pagar 3.000 euros en multas por la misma infracción al no ser avisado tras la primera y no poder corregir su conducta,

La empresa de gestión de multas Pyramid Consulting ha logrado salvar a un conductor madrileño de pagar más 3.000 euros en multas (solo pagará 90 euros) por acceder en repetidas ocasiones a Madrid Central sin autorización.

El protagonista de nuestro artículo acumula 34 sanciones por entrar a Madrid Central a pesar de que contaba con autorización APR (Área de Prioridad Residencial). El problema es que el citado conductor, como tantos otros, no recibió la información necesaria y desconocía que tenía que actualizar esa autorización.

34 sanciones, solo se le puede multar por la primera

Por ello, el conductor no actuó en ningún momento de mala fe, ya que pensaba que al contar con la autorización APR estaba cumpliendo con la normativa y no podía ser multado. El ciudadano sancionado accedió 34 días a Madrid Central, a la antigua Área de Prioridad Residencial de Embajadores, contando con su autorización válida hasta noviembre de 2023.

Tal vez te interese: Estado de alarma, ¿me pueden poner multas de tráfico?

Esos 34 días fue sancionado, con una multa de 90 euros por cada acceso, por lo que el Ayuntamiento de Madrid le reclamaba 3.060 euros, que podían reducirse a la mitad, 1.530 euros, si se acogía al pronto pago. Esta sentencia es firme y no cabe contra ella recurso ordinario alguno.

El Juzgado de lo Contencioso-Administrativo nº33 de Madrid ha estimado el recurso presentado por una de estas sanciones, que podría afectar a todas las demás. En el auto sostiene que solo se puede sancionar una vez por el mismo hecho cometido de forma continuada sin que haya tenido conocimiento el interesado.

Al estar impuestas todas las multas en la misma calle y notificadas al mismo tiempo al interesado, se ha considerado que se deben tratar como una sola sanción administrativa: la del primer día.

El recurso del conductor se basa en que no podía ni defenderse ni modificar su conducta y alude al artículo 63.3 de la ley 39/2015 de 1 de octubre, del Procedimiento Administrativo común de las Administraciones públicas, que señala que “no se podrán iniciar nuevos procedimientos de carácter sancionador por hechos o conductas tipificados como infracciones en cuya comisión el infractor persista de forma continuada, en tanto no haya recaído una primera resolución sancionadora, con carácter ejecutivo”.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche