Noticia

Se gasta una fortuna en darle un look ‘noventero’ a este Jeep Wrangler… y lo pone a la venta

16 fotos

Ampliar

21 de abril, 2020

El Jeep Wrangler es uno de esos coches que da mucho juego, pero no sabemos si tanto como para personalizarlo de esta manera tan cantosa. Lo que más sorprende, quizá, es lo que su vendedor asegura haber invertido en él.

No es extraño que algunos modelos hayan aplicado a su look una nota de color muy llamativa. A la mente se nos vienen, por ejemplo, el Volkswagen Polo Arlequín o el Nissan Micra Agata Ruíz de la Prada, pero lo que ha hecho este usuario con su Jeep Wrangler lo supera con creces. La intención de su dueño, el mismo que por cierto ahora lo pone a la venta, era darle un look más noventero, al estilo de los vigilantes de la playa… pero horteras.

Te puede interesar: Las cinco modificaciones más inútiles que le puedes hacer a tu coche

Este Jeep Wrangler ‘customizado’ está a la venta por 42.000 dólares (menos de 38.000 €) pero según reza el texto que acompaña a las fotografías, en él hay “invertidos más de 100.000 dólares (92.220 €) para darle ese look de los noventa”. Puede que para muchos lo haya conseguido, pero para nosotros, siendo honestos, parece el Jeep que llevarían Ken o Barbie. Para gustos los colores.

Arco iris interno

El tapizado de los asientos es digno de El Príncipe de Bel-Air.

16 fotos

Ampliar

Hablando de colores, eso es precisamente lo que más llama la atención de este Jeep Wrangler modificado por lo que parece la empresa CFM Customs (es la pegatina que luce en la aleta delantera) es su amplia variedad de tonalidades, sobre todo en el interior. Diríamos que de puertas para dentro, pero lo cierto es que se ha prescindido por completo de las mismas con el objetivo de darle ese look playero que, aquí sí, nos convence.

Aquí, cada uno de los cuatro asientos luce una combinación de colores aleatoria, al estilo de los chándales que vestía el Príncipe de Bel-Air, dando un toque muy vistoso que no desagrada en absoluto. En cambio, hablar del resto de elementos… es todo un ejercicio de mesura para no reflejar lo que en realidad pensamos. No sabríamos por dónde empezar. Si por las llantas de oro Forgiato personalizadas montadas sobre neumáticos de perfil bajo pero perfectamente aptos para el uso off road o por la personalización de los guardabarros en múltiples colores. Ni que decir tiene que la rueda trasera es idéntica a las otras cuatro y queda especialmente rara colgada en el portón.

Delante monta una defensa específica que sobresale demasiado y en la que hay colocados dos enganches para sortear zonas complicadas. Más allá de eso y de que este Wrangler cuenta con un kit de elevación, no somos capaces de ver dónde se han ido esos 100.000 dólares que asegura su comprador ha invertido en él. Pero bueno, repetimos, para gustos, colores. Nosotros jamás nos gastaríamos dicha cantidad de dinero en este Wrangler customizado, pero tú ¿qué opinas de él?

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

  • Toni

    Ese coche es de una maricona loca… Se ha gastado eso, seguro… Ningún taller custom querría hacerle eso a un Wrangler sin cobrar esa cantidad…

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche