Se anula una multa impuesta por usar un detector de radar

4 enero, 2018 por

Un juzgado de Barcelona ha anulado una multa impuesta a un conductor por, según el agente, el uso de un detector de radares. Sin embargo, la administración no probó si el uso del dispositivo era efectivamente ese o no.

Se anula una multa impuesta por usar un detector de radar1

El juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 13 de Barcelona ha estimado el recurso de Automovilistas Europeos Asociados (AEA) en defensa a uno de sus socios y ha anulado una multa de 200 euros y la detracción de tres puntos en el carné, impuesta por el Servei Català de Trànsit. La causa de la denuncia, según redacta el Mosso d’Esquadra en el acto -marzo de 2016-, fue utilizar mecanismos de detección de radares. Sin embargo, el fundamento jurídico indica que tal manifestación no resulta acreditada por el agente, quien no comprobó si el elemento detectaba efectivamente cinemómetros o no.

¿Cómo se recurre una multa de tráfico?

Desde un primer momento, el denunciado recurrió los hechos aportando un certificado que constataba que el aparato, un modelo de Stinger Vip que se encontraba en funcionamiento en el momento de la denuncia, no era un detector de radar, sino un dispositivo legal de ayuda a la conducción y a la navegación. El agente por su parte se ratificó en su denuncia y el Servei Català de Trànsit confirmó la sanción.

El agente no comprobó el uso del dispositivo

No obstante, tras la acción de AEA, la sentencia ha considerado que “no se realizaron actuaciones por la (administración) demandada para comprobar que el aparato detectaba radares, en el lugar o en un taller, y por tanto que se había cometido el hecho sancionado. Por tanto de las actuaciones queda acreditado que el recurrente llevaba instalado en su vehículo un dispositivo Stinger Vip, pero no resulta probado si el mismo servía al conductor para detectar cinemómetros o únicamente servía como navegador.” Por ello se ha procedido a estimar el recurso anulando la resolución recurrida.

A este respecto, AEA recuerda que los detectores de radares se prohibieron en 2006 y el uso de inhibidores, en 2009, mencionando también que la utilización de dispositivos legales de ayuda a la conducción no es en cualquier caso algo demandable.

Te puede interesar...

Christian García

0 Comentarios

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba