Noticia

El Ford Mustang original de Bullitt ya tiene dueño, ¡por un precio de récord!

8 fotos

Ampliar

Casi 4 millones de dólares han convertido al Ford Mustang original de Bullitt en el Mustang más caro de la historia. El mítico coche que condujo Steve McQueen por las calles de San Francisco en la película de 1968 ya tiene nuevo dueño.

La compañía de subastas Mecum ha vendido el Ford Mustang GT original de la película Bullitt, que acaba de cumplir 50 años con una edición especial del modelo actual (prueba del Ford Mustang Bullitt 2019). En cuanto al precio, se han pagado 3,74 millones de dólares (3,36 millones de euros) por este icónico coche. De esta forma, una de las unidades que condujo en 1968 el famosísimo Steve McQueen durante el rodaje se ha convertido en el Mustang más caro de la historia.

Actores apasionados por las carreras de coches: de Paul Newman a Eric Bana

Según los datos de Mecum, en concreto se utilizaron dos Mustangs. Este es el llamado Hero Car y se usó para la mayoría de las escenas, una de ellas considerada por los expertos como la primera persecución de coches moderna en una película.

Sin embargo, el pony car no cuenta con la ya legendaria insignia del caballo en su frontal. De hecho, no hay rastro alguno de emblemas de Ford por ninguna zona del coche. La explicación es sencilla: la productora propuso al fabricante de Detroit una colaboración en forma de publicidad y estos la rechazaron, por lo que antes de filmar decidieron quitar todo tipo de elemento que relacionara al Mustang con la marca.

El Mustang original de Bullitt es un buen ejemplo de inflación

En cualquier caso, tras el rodaje de la película, el Ford Mustang GT pasó por varios dueños, el primero un empleado de la Warner Bros. En 1974, el director de cine Robert Kiernan compró el coche al detective Frank Marranca, por 6.000 dólares.

En 1980, el odómetro alcanzó los 104.600 km, la misma distancia que marca en la actualidad. Esto se debe a que se dejó descansar al vehículo en un garaje hasta 2001, cuando Kiernan y su hijo decidieron comenzar a trabajar en el coche para hacerlo apto para circular. Finalmente, el icónico automóvil se mostró al mundo en el Salón del Automóvil de Detroit en 2018.

En todo ese tiempo, McQueen intentó comprar el Mustang de Bullitt en reiteradas ocasiones, pero todas las ofertas fueron rechazadas. Hasta su venta en la subasta de Mecum, el Ford Mustang GT de 1968 perteneció al hijo de Kiernan, Sean.

El Mustang más caro de la historia ha pasado de valer 6.000 dólares a casi alcanzar los cuatro millones de dólares.

Videoprueba del Ford Mustang Bullitt 2019

Ver información de los modelos

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche