Noticia

Sáinz y Esteve asaltan el liderato en el primer envite africano

Ampliar

08 de enero, 2007

españoles Carlos Sainz, en coches, e Isidre Esteve, en motos, asaltaron el liderato del rally Dakar en el primer envite de la carrera en tierras africanas

españoles Carlos Sainz, en coches, e Isidre Esteve, en motos, asaltaron el liderato del rally Dakar en el primer envite de la carrera en tierras africanas

Er Rachidia (Marruecos), 8 ene (EFE).- Los españoles Carlos Sainz, en coches, e Isidre Esteve, en motos, asaltaron el liderato del rally Dakar en el primer envite de la carrera en tierras africanas, en el que sobre dos ruedas Marc Coma se alzó con la victoria, la segunda de su carrera en el raid.


Había dudas sobre el rendimiento de Sainz en la primera etapa marroquí, sobre todo porque su victoria de ayer en Portugal le obligaba a abrir la ruta y apelar a sus características de navegador, las menos desarrolladas del madrileño.


«Michel (Perri, su copiloto) ha estado fantástico y no hemos tenido ningún problema. Había preocupación por abrir hoy el camino, pero al final todo ha salido bien», aseguró el madrileño en la meta.


No sólo cumplió con creces, sino que salió reforzado del trámite, pedregoso y duro en sus primeros kilómetros y más benigno en los siguientes, y ganó tiempo con respecto a los Mitsubishi, de forma que sólo se vio superado por su compañero de equipo el sudafricano Giniel de Villiers, que rodó 25 segundos más rápido.


Los Montero de los franceses Stéphane Peterhansel y Luc Alphand, defensor del título, cedieron más de tres minutos y el del español Nani Roma, que pinchó dos veces, fue octavo en la meta a 9:18.


El tercero del año pasado se lamentó de los pinchazos, que llegaron cuando estaba rodando bien y que, según sus cálculos, le hicieron perder unos siete minutos, pero el catalán restó importancia a la distancia que le llevan sus rivales.


Nada insuperable, pero Sainz afrontará mañana la primera maratón marroquí, con 405 kilómetros cronometrados entre Er Rachidia y Ouarzazate con una ventaja de 1:02 sobre De Villiers, 6:03 sobre Peterhansel, 9:12 sobre el estadounidense Mark Miller y 11:37 ante Alphand, el defensor del título.


Será una prueba más dura, con un primer contacto con las dunas que servirá de aperitivo a la verdadera llegada del desierto, algo que sucederá de verdad cuando la caravana dakariana entre en Mauritania.


Aunque todavía quedan lejos las riveras del Lago Rosa, el Dakar parece haber comenzado a moverse por derroteros similares a los del año pasado, con los Touareg arañando segundos mientras los Montero siguen agazapados a la espera de que el desierto dicte sentencia.


Más apabullante parece el dominio español en motos, donde dos peninsulares lideran la general y donde el defensor del título, Marc Coma, logró una victoria que no había conseguido el año pasado en todo el rally que terminó dominando.


Es su segunda victoria en las cinco veces que ha comparecido el catalán, que pese al triunfo se quedó a 26 segundos del liderato, que recayó en su compatriota Isidre Esteve, quien sumó su tercer podium en otras tantas etapas y afrontará el maratón de mañana como primero de la general.


El dominio provisional de los españoles sólo parece amenazado por el francés David Casteu, que está a 1:03 de Esteve, mientras que se aleja una amenaza de peso, la del experimentado Cyril Despres, quien víctima de una avería mecánica se dejó hoy más de 22 minutos y ya acumula un retraso de 25:55.


La KTM del subcampeón del año pasado y ganador de 2005 rompió su caja de cambios, por lo que el francés residente en Andorra tuvo que cubrir los últimos 170 kilómetros de la especial en primera, un contratiempo que limita sus opciones de victoria.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche