Sainz pierde más de dos horas atascado en una duna

Carlos Sainz intenta aprender y lograr victorias parciales una vez que ya no puede luchar por la general, y en su intento se le

Carlos Sainz intenta aprender y lograr victorias parciales una vez que ya no puede luchar por la general, y en su intento se le

Carlos Sainz (Volkswagen Touareg), que pasó primero por el tercer control de paso de la novena etapa del Rally Dakar 2006, perdió más de dos horas al quedarse varado su vehículo en una duna. Sainz, sabedor de que no podía aspirar a la victoria tras los problemas mecánicos -rotura de embrague- que tuvo días atrás, salió a disputar la prueba como si de una carrera de un solo día se tratase, para acumular experiencia y victorias parciales y, de hecho, iba camino de conseguir lo segundo, pero se “atragantó” en una duna muy cerca del final de tramo especial.


A escasamente treinta kilómetros de la llegada del tramo especial cronometrado, de 599 kilómetros de recorrido, y después de haber pasado primero por el tercer y último tramo especial de la jornada, el Volkswagen Touareg de Sainz se quedó “varado” en una duna y el piloto español perdió más de dos horas. Sainz llegó a meta con dos horas, nueve minutos y cuatro segundos de desventaja respecto del ganador de la jornada, una vez más el francés Stephane Peterhansel (Mitsubishi Montero) y en la general el piloto madrileño es decimotercero a diez horas, dieciocho minutos y cuarenta y siete segundos del doble vencedor en coches de la carrera africana.


EFE

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

* He leído la Política de privacidad

Tus datos serán incorporados en las bases de datos de Autocasión para gestionar los envíos de comunicaciones. Más información en la Política de privacidad

Comenta este artículo

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba