Saab se desliga de GM

Un proceso judicial sueco reorganizará Saab en un negocio totalmente independiente.

Un proceso judicial sueco reorganizará Saab en un negocio totalmente independiente.

Como consecuencia de la revisión estratégica de General Motors del negocio global de Saab, el Consejo anunció que solicitará su reorganización en un proceso judicial sueco de gestión autónoma para crear una entidad de negocio totalmente independiente que sería sostenible y apta para nuevas inversiones.


La reorganización es un proceso legal sueco de gestión autónoma presidido por un administrador independiente designado por la Corte que trabajará conjuntamente con el equipo directivo de Saab. Como parte del proceso, Saab formulará su propuesta de reorganización, que incluirá la concentración de diseño, ingeniería y producción en Suecia. Esta oferta será presentada a los acreedores dentro de las tres semanas siguientes a la notificación. Pendiente de la aprobación de la Corte, la reorganización será ejecutada en un período de tres meses y requerirá financiación independiente para su éxito.


“Hemos explorado y continuamos explorando todas las opciones disponibles para la financiación y/o venta de Saab y se ha determinado que una reorganización formal sería la mejor forma de crear una entidad realmente independiente que esté preparada para acoger inversines”, ha manifestado Jan Ake Jonsson, Director General de Saab Automobile. “Con los modelos completamente nuevos 9-5, 9-3X y 9-4X, todos preparados para su lanzamiento durante el próximo año y medio, Saab dispone de unos cimientos apropiados para un gran crecimiento, asumiendo que obtengamos la financiación para completar la ingeniería, el utillaje y gestionar los costes de lanzamiento. La reorganización nos proporcionará tiempo y medios para llevar estos productos al mercado mientras se minimiza el impacto de liquidez de Saab sobre GM”.


La financiación de la compañía reestructurada deberá estar asegurada durante el proceso de reorganización y se intentará conseguir tanto a través de recursos públicos como privados.


Saab continuará operando normalmente y según el proceso de reorganización formal, con el Gobierno ofreciendo cierto apoyo durante este periodo. La reorganización no deberá tener impacto sobre otras operaciones de General Motors. Se ofrecerá más información sobre el progreso según se vayan logrando objetivos.

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

* He leído la Política de privacidad

Tus datos serán incorporados en las bases de datos de Autocasión para gestionar los envíos de comunicaciones. Más información en la Política de privacidad

Comenta este artículo

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba